Le dio una paliza a su exmujer embarazada y más tarde volvió borracho y terminó preso

Gustavo Daniel Ñancucheo tiene 30 años y entre la medianoche del jueves y primeros minutos de ayer viernes cayó preso imputado por violación de domicilio y violencia de género.

Se domicilia en barrio San Martín pero en horas de la tarde del mismo jueves se había dirigido hacia donde reside su expareja, que vive en barrio Las Américas, y le había propinado una paliza.

Florencia Micaela R. está embarazada de Ñancucheo y tiene otros dos hijos de 3 y 8 años y cuando la encontró la policía se encontraba aterrada y a simple vista se apreciaban lesiones visibles en labios y rostro. Estos datos fueron aportados por la mujer al personal policial de la Comisaría Quinta que llegó en su auxilio a pedido de una vecina, que momentos antes había observado a Ñancucheo (quien fue denunciado en la Comisaría de la mujer y tiene prohibición de acercamiento) trepando por una reja. La vecina salió para decirle que se retirara, pero ya el sujeto estaba en el patio y al ver la puerta abierta se introdujo a la casa, sin el consentimiento de la joven y asustada mujer.

Según refieren las fuentes policiales, el hombre se encontraba en evidente estado de ebriedad y tenía intenciones de pasar la noche allí, a sabiendas del temor que representaba para la mujer embarazada y los pequeños niños. Florencia temía que pasara lo que sucedió en la tarde y de solo pensarlo le generaba pánico; por suerte su vecina alertó a las fuerzas policiales que se lo llevaron detenido para ponerlo a disposición, nuevamente, de la Justicia, la que fue notificada tanto al Ministerio Público Fiscal como a la oficina judicial que resolvió que quedara detenido hasta que comparezca a una audiencia de control de detención.

Comentar
- Publicidad -