“Me tocó salir a rebuscarme la vida y terminé trabajando en el basural”

Alejandro Sotomayor cuenta sobre la rama de Cartoneros del MTE donde trabajan 35 familias en la fabricación de ecoleños y en la venta de residuos sólidos a plantas recicladoras.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) tiene una rama de Cartoneros donde trabajan 35 familias recuperando papel, cartón y aserrín. Hace dos años que trabajan fabricando ecoleños que sirven como alternativa reciclada a la leña para calefaccionar y en los dos últimos meses armaron 150 fardos de 50 kilos de cartón que vendieron a una planta recicladora.

Los cartoneros salen a las calles a buscar materiales para reciclar con carros, actualmente por la pandemia deben hacerlo según la terminación de DNI.

Uno de los trabajadores es Alejandro Sotomayor, quien en diálogo con Crónica comentó que reciben donaciones de papel y cartón en Alsina 527, allí cuenta que: “tenemos un taller donde trabajamos y hacemos los ecoleños, ahí se procesa el material, se utiliza la prensa, se hace prensado y el secado del ecoleño”.

También hacen entregas a instituciones o personas que no tienen red de gas: “hacemos donaciones a algún merendero, algún comedor, o familias de los propios compañeros que trabajan en la misma rama cartonera que utilizan cocina o salamandras a leña”.

Trabajo en el basural

“De joven trabajé y me crié en el basural, cuando estaba en el barrio Industrial, estábamos pasando por un mal momento económico con mi familia y me tocó salir a rebuscarme la vida y terminé trabajando en el basural” cuenta Sotomayor.

En ese entonces señala que: “vi que tenían un ingreso de plata juntando cartón, botellas, bronce, aluminio, cobre y distintos metales, papel, diarios, y me di cuenta de que podía trabajar: me quedaba una semana en el basural y el fin de semana vendía todo lo que había reciclado. El aprendizaje mío fue ese”.

Te puede interesar
Lanzan una campaña en Caleta Olivia para reunir envases y suministrar medicación para tratamientos Covid-19

Asimismo el cartonero cuenta que: “estuve muchos años trabajando en el basural y cartoneando también, ahora volví de nuevo. He tenido otros trabajos pero ahora como está todo se me complica lo laboral, así que me tocó este año otra vez salir a las calles a recorrer y a ganarme el peso del día a día con un trabajo digno como es el cartoneo”.

También comentó que hace un año empezó a trabajar dentro del MTE: “me gustó cuando me dijeron que tenían una rama cartonera y estaban haciendo ecoleños, ahí empezamos a trabajar. Acá hay mucha necesidad y no hay cartoneros en los centros, fue algo nuevo acá, empezamos a caminar las calles con el carro y juntando todas las cosas que se podían reciclar” destacó.

Piden que sea declarado de interés municipal

Desde el grupo solicitan a los funcionarios acercarse a conocer el proyecto y que pueda ser declarado de interés municipal, por su contribución con la gestión de residuos y por la función social del ecoleño como sustituto de la leña.

“El ecoleño es un material que puede suplantar la leña, puede ser de interés municipal y que se pueda entregar en cada vecinal de cada barrio y pueda llegar a los hogares de las familias que necesitan” señala Sotomayor.

Al respecto, el cartonero menciona que quieren tener el reconocimiento oficial de parte del gobierno: “para que sea más visible el trabajo nuestro y vea la necesidad que tenemos nosotros, necesitamos trabajar, no queremos únicamente que el municipio nos dé un bolsón de alimentos, estamos pidiendo que nos reconozcan como trabajadores, o que nos den las herramientas que necesitamos para poder trabajar” de esta manera señala qué quieren: “tener nuestro sueldo mensual, una obra social para nosotros y nuestros hijos, y el día de mañana poder tener una jubilación”.

Te puede interesar
Alumnos de la Escuela 799 entregaron donaciones al Hospital Alvear

Darle valor a la basura

El MTE trabaja en Comodoro hace más de 3 años con diferentes proyectos. Al respecto de la rama de Cartoneros Mauricio Ruiz explicó: “empezamos a hacer una exploración y una investigación sobre cuántos trabajadores hay relacionados al tema del cartoneo y de otras cuestiones de residuos sólidos urbanos en Comodoro”.

Asimismo señala que había cientos de familias que trabajaban en el basural pero que no pudieron organizarse, formar cooperativas de trabajo ni fueron incorporados en la gestión de residuos sólidos urbanos.

Frente a este panorama, Ruiz relata: “Decidimos darle una vuelta a lo que es el cartón, el papel y otros residuos desde la perspectiva de darle un valor agregado a la basura. Así surgió la propuesta de creación de un proyecto que se basara en la recuperación de cartón, aserrín y papel para la fabricación de ecoleños”, proyecto que ya lleva dos años.

Comenzaron trabajando en las casas y con herramientas caseras, con el tiempo mejoraron la técnica; “Actualmente contamos con prensas manuales fabricadas a partir de caños y restos de estructuras metálicas en desuso y con una producción promedio de unos 80 a 100 ecoleños por día” destacó.

De este mismo proyecto se desprende la rama de cartoneros y cartoneras que buscan recuperar y vender estos materiales.

Comentar
- Publicidad -