Comienza el desmantelamiento controlado de cinco aerogeneradores en desuso de la SCPL

Luego del último derribo de uno de los aerogeneradores en desuso, perteneciente al parque eólico Antonio Morán, los estudios técnicos realizados por la SCPL sobre el resto de los molinos determinó el riesgo de las estructuras, debido a microfracturas que ponen en situación de vulnerabilidad a por lo menos cinco equipos, determinándose que sobre cada uno de ellos se realizará un “derribo controlado” que permita evitar riesgos por derrumbes accidentales.
Tras la evaluación de todo el parque la Cooperativa decidió contratar a una empresa de reconocida trayectoria en la ciudad, para realizar el derribo controlado de los generadores ubicados dos en Cerro Arenal, dos en Cerro Hermitte y el último en el Cerro Chenque, decisión de la institución que dará disposición final a los molinos del Parque Eólico “Antonio Morán” que ya no tienen uso ni viabilidad de ser puestos en funcionamiento y que, además, generan un costo de mantenimiento que no es visible pero existe y consiste en controlar el estado de los molinos y el vandalismo que sobre ellos suele recaer.

Para llevar a cabo estas tareas, que se prevé iniciarán durante la jornada de hoy, la Cooperativa trabajará junto a la empresa Dos Santos e Hijos S.R.L., la que aportará un servicio de izaje con grúas y transporte general con un sistema integral de gestión, seguridad, medio ambiente y calidad, aunque teniendo en cuenta que el procedimiento de derribo requiere condiciones climáticas óptimas, con un viento menor a 20 km/h.

Atento a ello, y manejándose de acuerdo a los pronósticos meteorológicos, al comienzo de la tarea se dispondrá un perímetro de seguridad de 100 metros desde la base de cada molino, resguardado por personal de seguridad e higiene de la empresa y de la SCPL.

Te puede interesar
Se bajó otro aerogenerador en el marco del desmantelamiento controlado del parque eólico

El procedimiento consta de un estrobo de acero en la punta superior del molino el cual se instala con la ayuda de una grúa y un operario con guindola; dicho estrobo se tira a una distancia prudente, dentro del perímetro de seguridad para el vuelco del molino. De esta manera, se limitará mediante cartelería el acceso a personas a locación y a las áreas, y todo el personal utilizará chaleco reflectivo.

El proceso culmina con el retiro del personal de corte, se procede al izaje del tubo cortado y se deposita en el suelo. Por último, desde la Cooperativa confirmaron que los trabajos en el parque demandarán varios días, dada la envergadura de las estructuras.

El “histórico” parque eólico Antonio Morán
quedará con solo 18 aerogeneradores

Dentro de la tarea que se prevé iniciar hoy, cabe recordar que el parque eólico Antonio Morán fue inaugurado en 1994, contando con un núcleo central y generadores en diferentes sectores de la ciudad, lo que completaba un total de 26 equipos, tres de los cuales han sufrido las consecuencias erosivas del tiempo y han sucumbido, en diferentes momentos, a las fuertes ráfagas de viento.

Tras el último derribo, solo quedaban 23 equipos en pie y tras la decisión de la SCPL, el histórico parque -con su núcleo central en Cerro Arenales- quedará con 18 aerogeneradores en pie y en “buenas condiciones”, según los resultados del último relevamiento técnico realizado que, de acuerdo a lo sostenido por el ing. Fabián Schmidt, gerente de servicio eléctrico de la SCPL, “podrían ponerse a la venta”.

Te puede interesar
El déficit de tarifas "por debajo de los costos y de la inflación" genera "una situación insostenible" en la SCPL

Se destacó que “el buen estado de los equipos que quedan, sin ningún riesgo de estructura ni consecuentemente de caída, y teniendo en cuenta que el parque no se volverá a operar por contar con tecnología obsoleta, se siguen ofertando. Si hubiera otra cooperativa o interés de otra provincia o del exterior que requiriera los equipos, asumiendo la tarea de ponerlos en marcha, estarían disponibles por cierto”.

En cuanto al trabajo previsto, Schmidt destacó que “realmente no es satisfactorio en absoluto, derribar una máquina pero sabiendo que se van a caer sería una actitud irresponsable de parte de la SCPL no actuar preventivamente y por ello se ha decidido el derribo de esos cinco equipos que actualmente cuentan con daños mecánicos muy grandes que ya no hay forma de sacarles otro provecho”.

Finalmente, el gerente del servicio eléctrico de la SCPL destacó “esta tarea no tiene antecedentes de derribo de estos equipos en el país. Si bien en otros países es relativamente usual, en Argentina y por ser bastante nueva esta tarea, de aproximadamente 20 años que se ha comenzado con la generación eólica, no tenemos nada escrito por lo que hubo que generar un plan detallado y responsable de cómo realizar el derribo para no provocar ningún daño secundario”.

Comentar
- Publicidad -