Cayeron el “Rubio” Díaz y Alfredo Sesto cuando desvalijaban casa en el Pietrobelli

Dos archiconocidos delincuentes de la ciudad fueron atrapados en las últimas horas de la tarde ya casi noche del sábado en barrio Pietrobelli. A eso de las 20:20 efectivos policiales de la Seccional Segunda debieron acudir a un domicilio de calles 12 de Octubre y 13 de Diciembre ante reiterados llamados de que dos individuos estarían robando.

Al acudir el móvil 885 con el ayudante Medina logran observar que en un domicilio de 12 de Octubre 2020 una persona de sexo masculino pretendía salir al exterior, pero al descubrir a la policía retrocede e intenta darse raudamente a la fuga escalando un paredón trasero.

Según se informó, escalando dicho paredón el sospechoso resbaló y cayó al suelo, causándose lesiones a la altura del estómago y las rodillas, por lo que debieron solicitar una ambulancia para trasladarlo al Hospital Regional.

Mientras esto ocurría, otros policías detectaron la presencia de un segundo sospechoso, quien intentaba darse a la fuga cargando con un bolso conteniendo elementos electrónicos. Al verse acorralado, no opuso resistencia y se arrojó al suelo.

Del delincuente lesionado y trasladado al Hospital Regional se informaría que se trataba de Néstor Fabián “Rubio” Díaz (41) y de su cómplice también detenido, Alfredo Sesto, ambos con frondosos prontuarios.

A saber: Pesados antecedentes

Néstor Fabián Díaz, alias “El rubio” tiene ya 41 años pero desde hace unos 20 es ampliamente conocido en el ambiente policial y judicial por sus andanzas: estuvo involucrado en persecuciones, robos y enfrentamientos armados e incluso allá por octubre de 2009 hasta el por ese entonces gobernador del Chubut Mario Das Neves, lo acusó de estar involucrado en el tráfico de drogas.

Estuvo involucrado en la famosa banda “de las cumbias” y estuvo prófugo desde el año 2011 hasta caer en el 2019 luego de ponerse al descubierto una banda de delincuentes acusada de numerosos hechos contra la propiedad ocurridos a lo largo y ancho de la ciudad, entre otras cosas.

Alfredo Sesto ahora tiene 27 años pero cuenta con un frondoso prontuario: el robo a viviendas en los barrios Jorge Newbery y Pietrobelli fue se debilidad en algunos tiempos, aunque también lo atraparon robando en una casa de Km. 3.

Justamente, ayer se cumplió exactamente un año desde que fuera atrapado por la División Policial de Investigaciones una mañana cuando acumulaba elementos malhabidos en un pasillo para cargarlos a una Renault Duster que había estacionado cerca del lugar del robo.

Alfredo Sestos había sido condenado en diciembre de 2016 por una reiteración de hechos delictivos, aunque por aquellos tiempos se registraba una superpoblación carcelaria que motivó que el juez dispusiera que cumpla la condena como arresto domiciliario en una casa de la calle Laferrere junto a su novia.

De todas maneras, transgredió ese beneficio judicial para salir a robar otra vez. Y otra vez fue atrapado, como el sábado último. Ambos delincuentes están a la espera de la audiencia de control de detención a llevarse a cabo en las próximas horas.

Comentar
- Publicidad -