Presentaron un anteproyecto que contempla la captura de perros y traslado al dispensario

Con el aval de 44 vecinales, se presentó un anteproyecto para implementar la captura de perros que deambulen en la vía pública, y un pedido de declaración de emergencia sanitaria por la sobrepoblación canina.

El 13 del corriente vecinalistas presentaron en el Concejo Deliberante un anteproyecto para erradicar los perros de la calle y un pedido de declaración de emergencia sanitaria ante la situación que se vive en la ciudad. La semana próxima se realizaría una reunión para trabajar sobre el tema que cada año es planteado pero al momento no se ha dado respuesta alguna.

Superpoblación canina. Pese a algunos esfuerzos realizados por organizaciones mascoteras y cierto apoyo oficial en los últimos años, la problemática sigue en crecimiento. La falta de conciencia es generalizada, por eso han fallado todos los intentos para controlar la situación.

Respecto a ello Nora Fusaro, presidente de la Asociación Vecinal del barrio Ceferino, en diálogo con Crónica explicó que “nosotros empezamos a trabajar con la vecinal de Stella Maris en un proyecto para erradicar los perros de la calle porque veíamos que no era solución castrarlos y tirarlos a la vía pública; entonces el martes 13 entregamos el anteproyecto, con copia a los tres bloques y al presidente, y además un pedido solicitando que ellos nos elaboren un informe sobre el presupuesto que se destina al área de Veterinaria, enfermedades infectocontagiosas existentes en los barrios, cantidad de mordeduras que hubo, entre otras cosas”.

Y además planteó que dentro de lo que es el anteproyecto se dejó un anexo abierto para que se puedan sumar propuestas.

“La problemática puede ser menguada con castraciones masivas, charlas y folletería de tenencia responsable, explicando que cuando se adopta una mascota viene con obligaciones” señaló, y deslizó que se debe contar con un espacio fijo que en el caso de la ciudad es del Dispensario Canino que ya existe, para trabajar desde allí con los canes.

“La ciudadanía es la que no toma conciencia, todos vemos perros callejeros o cimarrones pero no bajaron del cielo, en algún momento tuvieron dueño que se cansó y lo dejó en la calle, se mudó o por algún motivo lo abandonó; esto no debería pasar, deberíamos ser responsables del compromiso que asumimos al llevar al animal a la casa y nosotros apuntamos a eso, a la conciencia” planteó Fusaro.

“No es un capricho”

La presidente de la vecinal del barrio Ceferino indicó que junto a ellos son más de 40 las vecinales que acompañan el pedido de intervención ante la problemática, y en el anexo cada barrio podrá plantear lo que sucede; “no es un capricho de uno, es una necesidad” manifestó.

No eutanasia, sí captura

Consultada sobre la perrera, Fusaro dijo que no estaban de acuerdo con la captura de perros para ser sacrificados pero puntualizó “queremos que empiece a circular de nuevo la perrera pero cambiar su nombre por otro porque así es sinónimo de muerte y no es lo que queremos. Buscamos que los animales sean llevados al dispensario pero para ello tiene que estar en condiciones, hay que ampliarlo porque las calles no son un lugar para ellos” dijo, y agregó: “esto también beneficiaría a las mascoteras que andan por toda la ciudad rescatando perros, se pueden organizar de otra manera contando con el dispensario”.

Esfuerzo loable pero insuficiente. En las últimas décadas han crecido los grupos mascoteros o personas que en forma individual buscan proteger a los perros de la calle. Un trabajo sin dudas destacable que demuestra gran sensibilidad con esos animales desprotegidos. Pero no alcanzó para disminuir la superpoblación canina.

Así, adelantó que para el miércoles de la semana próxima citaron al Concejo Deliberante a tres vecinales de la zona sur y tres de zona norte para escucharlos y comenzar a consensuar con los proyectos ya presentados y los recientes para tener una ordenanza acorde a la situación actual.

Comentar
- Publicidad -