La Parroquia Nuestra Señora de Fátima busca concretar diferentes proyectos

La Parroquia Nuestra Señora de Fátima se encuentra ubicada en Km. 8 y actualmente busca concretar diferentes proyectos, los cuales han sido postergados por la pandemia pero gracias a los aportes de los fieles, la iglesia sigue adelante.

Aurora Agüero Prat, miembro del consejo económico de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en diálogo con Crónica señaló que la institución cumple un rol fundamental en la sociedad. “Nuestra parroquia es un lugar de encuentro de familias, oración, capacitación y formación para dar testimonio de lo que se cree, siendo discípulo misionero. Desarrollamos muchas actividades en ella y en esta época de pandemia, a través de Cáritas hacemos entregas de módulos (elementos no perecederos) a 120 familias de nuestra comunidad que lo necesiten. Lo hacemos dos días a la semana de 16 a 18 horas, tomando todas las medidas higiénicas que indica el protocolo”.

En este sentido, reconoció que “los recursos de Cáritas para la compra de mercadería, es a través de ferias de ropa y de mucho sacrificio de las personas que trabajan a destajo y por voluntad. Tratamos de contener tanto en lo espiritual como en lo material y además en San Antonio de Padua, capilla que depende de nuestra parroquia, se realizan entrega de viandas para 40 familias, en forma conjunta con el Ejército Argentino y la Municipalidad.

Parte de la historia de Comodoro

Continuando, Prat señaló que la Parroquia Nuestra Señora de Fátima tiene 60 años en la zona norte de la ciudad. “Apenas Comodoro estaba dando sus pasos, fuimos, somos y seremos un lugar de contención. A través de los tiempos fuimos cambiando y creciendo de a poco. Somos parte de la historia de Comodoro sin lugar a dudas. Los primeros pioneros llegaban desde Europa y ya encontraban su espacio de encuentro en la fe, en un clima de real fraternidad”.

En cuanto a los proyectos, Walter Ortuño, otro de los miembros del consejo económico de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima puntualizó que son muchos. “La pandemia ha hecho que muchos sean postergados pero gracias a los aportes de los fieles seguimos adelante, cabe mencionar que no recibimos dinero del Estado y que nos mantenemos con donaciones, rifas, aportes mensuales de un grupo de personas solidarias. Nos cuesta mucho todo, pero la próxima semana comenzamos, con la colocación del piso de nuestra parroquia y el mismo fue donado por una persona, los materiales y la mano de obra debemos cubrirlo nosotros. Para ello hicimos una lista donde las personas se pueden anotar y debajo de una baldosa llevará el nombre y apellido de quien haya donado 300 pesos. Nos falta el dinero del pegamento y la mano de obra”.

Al mismo tiempo, aseveró que también buscarán desarrollar la construcción de una cancha de fútbol para los chicos de catequesis. “A esto se le suma un invernadero, proyecto de Cáritas, pero nosotros seguimos adelante con fe y esperanza. Y por último el proyecto a comenzar después del piso, será la construcción de un cinerario. Comodoro Rivadavia posee un solo cinerario, en zona sur en la parroquia Nuestra Señora de Luján. Queremos crear y ofrecer otro lugar en zona norte. Acá nuestra sociedad creyente o no va a poder dejar las cenizas de sus seres queridos. Este va a ser un espacio permanente de oración para aquellos que ya no estén y de encuentro orientado para todas las personas, también para quienes ya no vivan en nuestra zona, pero tengan por deseo en el momento de su partida al encuentro del señor, hacerlo en su barrio, en su parroquia”.

Por último, Ortuño dijo que “tenemos muchos proyectos y en este tiempo de pandemia, no es poco, ya que ello hace que la motivación e incentivo sea para nuestra querida comunidad un motor fundamental. En orden prioritario necesitamos primero reparar el cerco perimetral de la casa parroquial y ampliar la Secretaría, segundo arreglar y pintar la casa parroquial, tercero poder cumplir el deseo de tener el cinerario, cuarto cortar o podar los árboles que ilustran el predio pero poseen riesgos de caídas, y por ende de accidentes y cinco hasta soñamos con hacer una cancha de fútbol para ofrecer un espacio más de esparcimiento para nuestros niños de catequesis. Dios es fiel y nosotros tenemos fe”, finalizó.

Comentar
- Publicidad -