Llegaron extranjeros, entrenaron inmediatamente y jugarán el domingo

El conjunto santiagueño ya se encuentra en Buenos Aires, para medirse con los de Boedo.

Terminaron de arribar ayer los jugadores extranjeros de San Lorenzo y, luego de hacer los hisopados correspondientes, ya entrenaron con el plantel y van a jugar el domingo a las 20 en Obras Sanitarias por la tercera y decisiva semifinal de la Champions frente a Quimsa de Santiago del Estero, que notificó un caso de Covid-19, que tomará un extranjero “prestado” que también llegó recientemente y que anoche partía vía terrestre para llegar hoy a Buenos Aires, para hacerse los testeos de salud y esperar el juego del fin de semana.

Lo concreto y lo llamativo para ciertas circunstancias que se vienen dando y planteando, es que lo jugadores foráneos apenas arribaron al país se pusieron a disposición del entrenador Silvio Santander tras realizarse los hisopados, y no realizando la cuarentena que se recomienda y que se prevé en algunos casos; lo ciertos es que ya se sumaron a los entrenamientos y estarán disponibles para el decisivo juego del domingo por la serie semifinal de la Basketball Champions League Americas, y que significará el primer partido de básquetbol que se disputará en nuestro país luego de la suspensión en marzo por la pandemia.

Precisamente ayer arribó el dominicano Luis Montero, se hizo los estudios médicos oportunos y tenía previsto anexarse entre ayer mismo u hoy a las prácticas del plantel que dirige Santander, que un par de días antes recibió a los restantes tres: el garantido Dar Tucker y los flamantes Jeff Adrien y Justin Satchell, que completan el actual plantel con José Vildoza, Santiago Ferreyra, José Defelippo, Máximo Fjellerup, Christian Bihurriet y Jonathan Maldonado, además de Julián Aprea, que solo intervendrá en esta definición.

Los refuerzos de San Lorenzo llegaron el martes y entrenaron ayer.

El equipo tuvo que hacer muchas nuevas contrataciones –fue tentado Sebastián Vega- porque tiene a cinco jugadores compitiendo en México y en Uruguay, como lo son Kevin Hernández, Facundo Piñero, Nicolás Aguirre, Nicolás Romano y Agustín Cáffaro, que recién volverían para afrontar la Liga Nacional, inclusive se podrían perder los primeros partidos.

Te puede interesar
Una enfermera del Hospital de Puerto Deseado falleció con covid

En tanto que Quimsa, que anoche se subía a un colectivo para ir hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, también afronta algunos inconvenientes, como el positivo de Covid-19 que no quisieron especificar, y porque tampoco dispone del plantel completo, a causa de que recién hoy se juntará con los extranjeros, que también arribaron últimamente al país y no realizarán la cuarentena aconsejada.

Y aquí se genera un dato curioso y que está encuadrado en este modificado y trastocado escenario basquetbolístico que provoca la pandemia y que todos están tratando de superar como pueden, es que para el partido del domingo se reforzará con el interno Anthony Kent que llegó al país para reforzar a Oberá de Misiones, pero como arribó en estos días y se encuentra en Buenos Aires, los dirigentes de Quimsa lo pidieron prestado para jugar, al menos, el encuentro de San Lorenzo y con la posibilidad de ir a jugar la final a Uruguay si es que gana, y también de mantenerlo hasta que los misioneros se trasladen a Buenos Aires para afrontar la Liga Nacional.

Como Kent fue uno de los primeros internos en instalarse en argentina y ya resolvió todas sus acciones correspondientes a migraciones, antes de ir a Misiones jugará una semifinal de Champions y hasta una definición en el torneo FIBA más importante del continente.

Quimsa también espera sumar en estos días al interno Daviyon Draper, que tenía previsto llegar y jugar la semifinal, pero todavía no está asegurada su venida a tiempo; de todas maneras ha entrenado y trabajado en Santiago con Gaskins y a Robinson.

Te puede interesar
Comodoro superó los diez mil casos de Covid-19

Gimnasia espera

En tanto que Gimnasia podría activar los entrenamientos en cualquier momento después de detener la actividad por el positivo de Juan Fernández Chávez. Luego de un hisopado nuevo, el plantel volverá a juntarse en el Socios Fundadores para afrontar la preparación de la Liga Nacional de básquetbol, que todo indica que se va a jugar en Buenos Aires, por el partido que se disputará el domingo y también porque está prevista la presentación de la selección argentina en noviembre en esa ciudad, pero que aún no tiene la confirmación de los estadios a utilizar y tampoco la fecha de inicio, más allá de que en un principio se anunció para el 1 de noviembre –sufriría un retraso-.

La inadecuada preparación que el Verde está realizando –porque es imposible armar algo serio en solo un par de semanas-, la está haciendo con casi todos los jugadores mayores, algunos juveniles y un sub-23, y como es casi imposible traer al pivote venezolano Miguel Ruiz, lo haría transportar directamente a Buenos Aires antes de la especificación de la fecha de arranque y sumarlo recién ahí –como refuerzo que en otras ocasiones vienen como reemplazos-, mientras que para trasladar a los cubanos Yoan Mencia y Pedro Bombino Parada está muy complicado porque no hay vuelos que salgan desde Cuba, pero se habrían habilitados aeropuertos en otras ciudades de ese país, pero sigue siendo compleja la venida de estos dos jugadores, y también es probable que se sumen recién en Buenos Aires.

Comentar
- Publicidad -