El Presidente lanzó programa para asistir a municipios con más de $ 1.000 millones

Ayer, el intendente Juan Pablo Luque participó de una videoconferencia con el presidente Alberto Fernández, en la que se explicaron los pormenores del programa nacional Municipios de Pie, que brindará acompañamiento a distintas localidades de nuestro país.

La actividad virtual se llevó adelante en horas de la tarde, con la presencia, además, del ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, el coordinador de Municipios de la Región Patagónica del Ministerio, Emanuel Coliñir; funcionarios del gobierno nacional y 160 intendentes de toda Argentina, cuyos municipios serán beneficiados por este ambicioso plan.

Cabe destacar que Municipios de Pie es un plan federal cuyo objetivo es analizar las necesidades específicas de cada territorio para trabajar sobre ellas de forma conjunta entre Nación y los municipios, en pos fortalecer su desarrollo. Por ello, se realizó una evaluación con los distintos equipos municipales para seleccionar el mejor proyecto para cada una de las localidades, teniendo en cuenta las características económicas, sociales, culturales, productivas y climáticas de cada territorio.

Este programa lleva a cabo a través de fondos no reembolsables para la compra de bienes de capital para apuntar a dos objetivos clave: la igualdad de oportunidades y la justicia social. En ese sentido, se avanzó en proyectos de desarrollo urbano, fortalecimiento de los servicios de salud locales, sistemas de cuidado y contención, planes con perspectiva de género y emprendimientos productivos.

En Comodoro Rivadavia, como parte de este plan, se llevará adelante la construcción de 155 nuevas garitas para usuarios del transporte público de pasajeros en distintos puntos de la ciudad, mediante una inversión que ronda los 17 millones de pesos. Actualmente, la ciudad tiene 600 paradas de colectivo que no cuentan con refugios peatonales, por lo que con este programa se cubrirá aproximadamente el 26% de ellas.

“Buscamos un país más federal”

En ese contexto, el presidente Alberto Fernández expresó que “Argentina es un país muy grande, que por el modo en que fue diseñado parece tener un corazón en la Ciudad de Buenos Aires, con el resto dividido entre un país central y periferias al norte y al centro. Ese modelo de país nos disgusta, es profundamente desigual”.

Te puede interesar
Luque: “Trabajamos para nutrir a la ciudad de infraestructura deportiva de primer nivel”

“No dejamos de ver los desequilibrios que existen en argentina, que se expresan regionalmente. Argentina es un país injusto, que no es diseño de nadie, sino que se empezó a construir a fines del 1800 y que sólo pensaba en exportar a Europa. Poco a poco, se fue trasformando en un país insuficiente, con muchas zonas abandonadas”, agregó.

Continuando en esa línea, sostuvo que “esta desigualdad se profundizó en los últimos 4 años, porque en ese tiempo gobernaron argentinos que pensaron que sobraban 20 millones de personas. Este gobierno no piensa que sobra nadie, todos son argentinos y debemos mancomunar esfuerzo para salir adelante entre todos”.

En ese sentido, indicó que “existen zonas más favorecidas por la naturaleza y otras más desfavorecidas, por lo que nosotros tenemos que ocuparnos de los lugares donde la vida se hace más difícil, porque son los que más nos necesitan. Tenemos que federalizar Argentina, involucrarnos en el interior profundo, sin importar los colores políticos, porque debemos estar todos unidos en estos tiempos difíciles. La unidad es importante para que Argentina salga adelante”.

“Es muy importante ayudar a los municipios a resolver sus inconvenientes”

En referencia al programa, el mandatario recalcó que “tenemos que ayudar a los municipios a resolver esos pequeños grandes problemas que tienen, que en el análisis macro no se encuentran. Lo que para nosotros es una planilla de Excel con las ayudas solicitadas, a las localidades y a sus habitantes les cambia la vida”.

Continuando en ese tenor, expuso que “en su momento le solicité al ministro del Interior que consulte a cada intendente acerca de sus necesidades y cómo podemos ayudarlos a solucionar sus urgencias inmediatas. De esto se trata este plan, donde se vinculan proyectos de distinta índole”, expuso.

“La cara más visible de la política es un intendente, porque cuando cualquier vecino tiene un problema le golpea la puerta a él, solicitándole soluciones a los problemas más inmediatos. La tarea del intendente es muy valorable, representan mucho para una comunidad”, destacó.

Te puede interesar
El Municipio presentó la Feria Internacional del Libro 2020 que se desarrollará de manera virtual

En esa línea, afirmó que “nos preocupa cuando los recursos no llegan a los intendentes, ya que manejan la convivencia cotidiana de una comunidad, con demandas muy exigentes que requieren un gran compromiso. Este plan tiene como propósito que estos recursos lleguen directamente a los municipios y que los intendentes dispongan de ellos para alcanzar lo que más necesitan para resolver sus inconvenientes, sin importar a qué partido representen, sino que quieran un país más justo, integrado y solidario”.

“Los intendentes son fundamentales en la lucha contra la pandemia”

Por otra parte, Fernández manifestó que “cuando esta pandemia empezó, nos decían que como la pobreza era tan grande íbamos a tener un tendal de saqueos y gente en las calles. Eso nunca nos pasó porque el Estado llegó al último habitante de la argentina, acordando con los gobernadores para trabajar todos juntos y porque los intendentes se pusieron al frente de sus comunidades. De otra forma, hubiera sido imposible”.

“Ningún objetivo que nos planteamos hubiera podido concretarse si no fuera porque los intendentes ayudaron a detectar donde tenía que llegar el auxilio y llevaron ese auxilio hasta allí, con el personal de salud, las fuerzas de seguridad, las organizaciones, absolutamente todos. Son fundamentales en esta lucha”.

Del mismo modo, sostuvo que “lo que pasa en argentina es que es víctima de una pandemia, no el efecto de una cuarentena, que menos mal que se hizo. Cuando llegamos, los hospitales estaban sin terminar, nos encontramos con vacunas vencidas en la aduanas, no teníamos camas ni respiradores artificiales. Con la cuarentena, ganamos tiempo y, al día de hoy, a ningún argentino le faltó una cama para ser atendido y todo el que necesito un respirador, lo tuvo”.

Por último, el presidente dijo que “lamentablemente, perdimos a muchos argentinos, pero no por falta de atención médica, sino porque el virus fue más feroz que las defensas de cada uno de ellos. Tenemos que estar orgullosos y convencidos de lo que fuimos capaces de hacer entre todos”.

Comentar
- Publicidad -