Residentes bolivianos votaron para elegir a su nuevo presidente; creen que el escrutinio será lento

Hubo una importante afluencia de votantes de residentes bolivianos en esta zona. Si bien en elecciones anteriores el número fue mayor, el registrado ayer fue considerado como muy significativo teniendo en cuenta el contexto de pandemia que se vive.

Pese a no ser obligatorio, una alto porcentaje de ciudadanos bolivianos -de entre 40 y 50%- se dieron cita ayer para participar activamente en la vida democrática de su país, asistiendo a sufragar en las mesas dispuestas por el consulado local, presencia que se observando los protocolos sanitarios dispuestos por el municipio local.

Si bien el agente consular en la ciudad, Gustavo Velazco Languidey señaló que en elecciones anteriores la cantidad de electores había sido mucho más elevada, destacó que “ante la situación actual y la imposibilidad que electores de Caleta Olivia pudieran hacerse presente, creemos que la cantidad de votantes ha sido buena, alta presencia que marca el derecho cívico de los connacionales”.

En cuanto a la jornada en general, se destacó también “el transcurso sin ningún incidente y la plena conciencia en cuanto al cuidado y a las indicaciones que realizó el personal de la Policía de Seguridad Aeronáutica, la que estuvo a cargo de controles y colaborando para mantener el orden, la distancia, el uso de alcohol sanitizante o de tapabocas”.

Por otra parte y en cuanto a la transparencia de la elección en Comodoro Rivadavia, el agente consular señaló que “contamos con la presencia Jorge Sánchez como observador internacional, mientras que la notaria electoral fue Yamile Castedo, y un delegado del MAS, quienes acompañaron toda la jornada electoral hasta el proceso de cierre de las ocho mesas habilitadas”.

La autoridad diplomática en esta ciudad destacó la presencia de Jorge Sánchez como observador internacional, en los comicios presidenciales de Bolivia desarrollados ayer en esta ciudad.

Para el cierre de jornada, la tarea continuaba en las últimas horas de ayer “con el conteo de las boletas escrutadas, luego se elabora el acta del escrutinio y se coloca en un sobre -sellado y lacrado- que se deposita en el Consulado y finalmente, ese acta es la que se envía a La Paz, Bolivia, para el recuento final de votos que se conocerían en aproximadamente una semana”.

El agente consular en esta ciudad, Gustavo Velazco Languidey valoró el desarrollo eleccionario por parte de los votantes que respetaron todos los protocolos sanitarios por la pandemia.

De esta manera, “concluimos una día que no es más que una página más en la construcción de la democracia para mi país con lo que esperamos que tenga un buen final, respetándose lo que haya elegido el pueblo para reforzar esa democracia, como derecho de todos nuestros ciudadanos, aclarando dudas respecto de lo que suceda en mi país y con ello, mejorar aún más las relaciones bilaterales diplomáticas entre Bolivia y Argentina”, señaló Velazco Languidey.

Amplio despliegue de seguridad

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) formó parte del dispositivo planificado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, con la intención de garantizar el normal desarrollo de las elecciones presidenciales de Bolivia en todo el territorio argentino, donde se encontraban habilitados para votar 142.568 ciudadanos bolivianos.

El dispositivo se diseñó con el objetivo de custodiar y brindar seguridad durante el horario de votación en 22 establecimientos educativos asignados en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, y en las ciudades de Córdoba, Mendoza, Lules (Tucumán), San Salvador de Jujuy, Salta, Rosario (Santa Fe), Comodoro Rivadavia (Chubut) y Puerto Madryn (Chubut).

Del despliegue, que comenzó a las 6am, participaron 186 efectivos pertenecientes a las distintas unidades regionales de la fuerza de todo el país. Finalizado el horario de votación, el personal de la PSA custodiará las urnas durante su traslado hasta llegar al Consulado General de Bolivia en Argentina.

Comentar
- Publicidad -