Nacimientos en plena pandemia

Una especialista de Comodoro Rivadavia contó a este diario la experiencia y las dificultades de traer al mundo un recién nacido en medio de la epidemia por el covid, y además dio a conocer los distintos cuidados que deben existir en los hogares con el nuevo miembro de la familia.

Leslybeth Galle, licenciada en Enfermería e integrante de la Unidad de Neonatología de la Clínica del Valle, en diálogo con Crónica comentó en primer lugar que “ser madre en épocas de pandemia implica nuevas pautas y nuevas rutinas. La paciencia se pone a prueba, la administración del día a día se ha vuelto caótica, a veces solitaria, desbordada y teñida de miedos por una enfermedad desconocida que paralizó al mundo.

Las madres han tenido que poner a prueba las habilidades de salud emocional y mental, permitiendo fortalecer los vínculos como posibilidad de conexión, y así profundizar los lazos afectivos desde la creatividad del arte de ser madres”.

“La expresión de amor se valora en un contacto piel a piel con cualquiera de los progenitores, el hecho de tocar una manito o unos pies, la acción de contener y ayudar en la organización del bebé dentro de la incubadora; todo esto permite a las madres expresar su amor y cumplir con su rol protector”.

Además manifestó que la expresión de amor no solo es por medio de un beso, sino que implica otras acciones. “En nuestra Neo de la Clínica del Valle la expresión de amor se valora en un contacto piel a piel con cualquiera de los progenitores, el hecho de tocar una manito o unos pies, la acción de contener y ayudar en la organización del bebé dentro de la incubadora; todo esto permite a las madres expresar su amor y cumplir con su rol protector, dando mayor significado a estos simples gestos”.

Partos

Al ser consultada sobre los partos, dijo que por prevención comunitaria dentro de la clínica se realizan las cesáreas y partos cumpliendo el protocolo establecido. “Desde que ingresa la mujer en estado de gravidez, se cumple la normativa durante el proceso de nacimiento y durante el puerperio en internación que va de 36 a 48 horas, se mantiene protocolo de atención.

Se brinda cuidado tanto a la madre como a su pequeño o pequeña, ofreciendo acompañamiento en lo que respecta a puericultura y lactancia materna. Todas las acciones buscan la protección integral del binomio”.

Cuidados en los hogares

Por otro lado, explicó qué cuidados deben tener en los hogares con el nuevo miembro de la familia.

“Pedimos que eviten la sobreexposición a lugares concurridos, a personas enfermas, se recomienda la estabilidad de temperatura ambiente para evitar cambios bruscos que puede provocar enfermedades respiratorias en el neonato, mantener estricta higiene y confort, esto implica prácticas de lavado de manos con agua y jabón de forma frecuente antes de alimentarlo o después ese cambiar un pañal, sumado a la limpieza de superficies, limpieza y desinfección de los insumos del neonato como biberones, chupetes, juguetes, entre otros”.

En este marco, agregó que “en caso de que algún familiar esté infectado o esté cursando proceso de infección por Covid-19, se recomienda el aislamiento de esa persona y en caso de no ser posible, controlar de forma estricta la aparición de cualquier síntoma asociado a la enfermedad, en ese caso, notificar inmediatamente al pediatra tratante.

En caso de fiebre evitar la medicación inmediata, sino más bien aplicar paños fríos para ayudar a la termorregulación. En caso de congestión, evaluar si continúa recibiendo el pecho de forma normal, si las mucosas están húmedas y rosadas, si tiene pañales con orina (6 a 7 por día), verificar turgencia de la piel (que no esté reseca) y recodar que la lactancia materna es la mejor provisión de inmunidad al neonato, su permanencia y exclusividad por los primeros 6 meses de vida, previene a gran escala enfermedades infectocontagiosas”.

Miedo

En otro orden, Galle afirmó que “el miedo es un compañero recurrente para la población en general, dentro de la vulnerabilidad y la exposición que implica a la mujer en estado de gravidez, tal vez aumenta la cuota de esta emoción. Lo importante -dijo- es mantener estabilidad y ser paciente ante indicaciones y protocolos a cumplir, saber y reconocer que nadie es inmune y por eso la conciencia de cuidado y prevención debe ser colectiva”.

Consejos a embarazadas o futuras madres

Más adelante, la profesional dio a conocer una serie de consejos a aquellas mujeres embarazadas o futuras madres.

“Como profesional de la salud, lo preponderante en estos tiempos es la prevención. Hoy nos aqueja una enfermedad infectocontagiosa desconocida, por lo cual las medidas preventivas deben tener mayor énfasis. La responsabilidad es de todos, cada uno cuida de su cuerpo y nosotros como profesionales los ayudamos o colaboramos en esa protección.

Hemos tenido madres que han resultado positivas a la enfermedad, y para ellas hay un protocolo de actuación y manejo. Es importante que sepan que siempre hay opciones y que trabajamos arduamente para que en casos de que las madres son positivas, los neonatos no se infecten.

Como consejo a las futuras mamás es buscar información y consejería en fuentes confiables (profesionales) y que traten de llevar sus embarazos de forma cuidada y controlada, eso aumenta los resultados buenos en parto, nacimiento y altas puerperales”.

Por último, señaló que “toda mujer debe empoderarse de su rol de madre, fortalecer sus virtudes y permitirse descubrir capacidades que no conocía. La experiencia de madre siempre es única e irrepetible, disfruten eso y bríndense plenamente”

Comentar
- Publicidad -