El retorno a clases, algo inviable

Consultado por la posibilidad de que en Chubut se vuelvan a dictar clases, el sindicalista Daniel Murphy rechazó esta posibilidad y apuntó hacia el Ministerio de Educación, conducido por Florencia Perata. Además, volvió a plantear la necesidad de que haya inversión económica en escuelas de la provincia y remarcó que, particularmente en Comodoro Rivadavia hacen falta “cuatro edificios completos”.

“Tenemos un Ministerio de Educación que no garantiza las condiciones necesarias para que haya clases. Me parece todavía más preocupante el hecho de que la pérdida de días de clases se tiene que corresponder con una preocupación relacionada al 2021. El año próximo debería ser un año pleno, con todos los recursos necesarios, no solo los salarios, sino tener las escuelas en condiciones. Fundamentalmente, nosotros le decimos a toda la comunidad, a los padres, madres y alumnos, que el gobierno no está garantizando las condiciones para que el 2021 sea un año de clases”, sostuvo Daniel Murphy.

En esta línea, el sindicalista remarcó que falta personal operativo en los colegios y edificios enteros. “Esto hace que pensar en una escuela con menos estudiantes para garantizar la salubridad o la seguridad frente al Covid o cualquier otra situación de enfermedad sea una utopía, porque no hay edificios suficientes. En Comodoro hacen falta por lo menos cuatro edificios completos. Hay escuelas que necesitan imperiosamente más aulas. No podemos volver en febrero o marzo y plantear que hay que recuperar el tiempo perdido, porque no vamos a tener las escuelas en condiciones ni personal operativo. En Comodoro faltan al menos 150 porteros, un número tremendo”, consideró el gremialista.

Te puede interesar
Murphy: “El gobierno sigue mintiendo”

Por último, el titular de la Regional Sur de ATECh esgrimió fuertes críticas hacia Florencia Perata, ministra de Educación de la provincia. “Es como venimos diciendo nosotros. Estamos en una educación de emergencia, o por lo menos se plantea la educación virtual como un paliativo a una situación de emergencia. El Estado provincial tendría que haber velado por la conectividad de los alumnos, por la entrega de computadoras a las familias que no las poseen, y eso no se hizo. En eso ha fallado el ministerio de Perata, que vive atrás de un escritorio sin que le importe lo que pasa realmente en las miles de familias, en los miles de hogares en donde nuestros chicos y chicas no tienen lo mínimo para tener una conexión con sus docentes. Ni hablar del pago de nuestros sueldos. Incluso haciendo aparte el tema salarial, lo que vemos es un ministerio que no se preocupa en lo más mínimo por la realidad educativa ni por mantener con los alumnos un vínculo educativo”, cerró Murphy.

Comentar
- Publicidad -