Un accidente sobre avenida Yrigoyen congestionó la circulación y dos “trapitos” ordenaron el tránsito

En la mañana de ayer dos camionetas colisionaron en inmediaciones de las avenidas Hipólito Yrigoyen y Roca pero los daños fueron solamente materiales, y ante el caos vehicular dos trapitos dirigieron el tránsito.

Alrededor de las 11:30 de ayer en la intersección de las avenidas Hipólito Yrigoyen y Roca, una pick up VW Amarok dominio JPB-048 que era conducida por Maximiliano Puyol, colisionó con una Chevrolet Tracker dominio AB 117 UR comandada por Francisco Cores, y producto del impacto la primera unidad mencionada terminó cruzando el boulevard quedando en sentido contrario frente a la estación de servicio.

Pese a la fuerza del impacto ningún otro vehículo se vio involucrado en el incidente que podría haber terminado de manera gravosa, y solo se lamentaron daños materiales dado que ambos conductores utilizaban el cinturón de seguridad sin presentar dolencia alguna lo que hizo que no se requiriera asistencia de personal sanitario.

Mientras tanto en el lugar reinaba el caos en cuanto al tránsito vehicular dado que sobre avenida Hipólito Yrigoyen quedó la Chevrolet Tracker en dirección sur norte, mientras que la otra unidad quedó sobre la colectora en sentido norte sur, generando complicaciones para quienes transitaban en aquel horario.

Al lugar concurrió personal de Seccional Tercera de Policía quienes cruzaron un móvil sobre Hipólito Yrigoyen para evitar la circulación pero varios conductores hacían caso omiso, de manera que dos personas que suelen estar en la intersección limpiando vidrios decidieron colaborar mientras la policía desarrollaba las actuaciones de rigor y comenzaron a dirigir el tránsito para ordenar la circulación que por momentos se tornaba caótica.

Utilizando las señales que los mismísimos inspectores realizan, los trapitos desviaban el tránsito por la colectora desde la avenida Roca para ingresar a Hipólito Yrigoyen, y desde la misma avenida también por colectora para evitar ingresar a la zona del accidente y resguardar la escena.

Por varios minutos los limpiavidrios se abocaron a esta tarea hasta que arribó otro móvil policial encargándose de lo propio.

Comentar
- Publicidad -