La Saladita está cerrada hace 45 días y los feriantes piden trabajar

Los más de 500 feriantes que trabajan en el lugar piden volver a funcionar bajo protocolos y con personal de seguridad, ya que muchos no tienen otros ingresos económicos.

Los vendedores que trabajan en la feria La Saladita son de los más perjudicados por las restricciones sanitarias, ya que se trata de entre 500 y 600 familias que en muchos casos no tienen otro sustento económico.

Ayer se reunieron en el lugar para informar que la mitad de ellos cobrarán una ayuda económica de diez mil pesos y mediante una comisión de feriantes buscan hacer gestiones para que se vuelva a habilitar la actividad.

“Nos reunimos con los feriantes porque la situación no da para más, la gente ya no está llegando al fin de semana, ya no hablamos de meses, la situación es crítica” expresó la delegada de La Saladita, Ruth Torres.

En diálogo con Crónica manifestó que hay personas que requieren de medicación y que están pasando necesidades; “somos personas trabajadoras, luchadoras, acá todos los fines de semana así llueva o corra viento la gente está laburando, yo soy una de esas personas” comentó.

45 días de cierre

“Nos pidieron que cerremos por 30 días y ya pasaron 45 días, no podemos seguir estando en casa” señaló Torres ya que manifestó que “la gente tiene hambre y necesita trabajar, la gente si no viene a la feria no genera plata”. Principalmente mencionó que en esta situación de emergencia sanitaria necesitan dinero para atención médica o medicación, dado que los establecimientos públicos están saturados.

Sobre la ayuda que van a recibir explicó que “es una ayuda económica de diez mil pesos por esos 30 días, se ha demorado porque hay personas que no atendían el teléfono o no tienen celular, pero la ayuda se va a empezar a pagar este viernes a los de terminación par, y el lunes a los de terminación impar”. De los casi 600 feriantes, 332 se anotaron para cobrar este subsidio.

“La feria somos todos”

En cuanto a las medidas, los feriantes están disconformes ya que se han habilitado otros sectores pero no así la feria a pesar de contar con protocolos. “La gente no está de acuerdo con las medidas que se están tomando, los feriantes estamos al aire libre y hemos respetado mucho el protocolo que ellos nos propusieron y también pagamos los seis adicionales por día, que suman casi 38 mil pesos por fin de semana. Tenemos el libro de actas donde el comisario hace saber que hemos trabajado de la manera que ellos pidieron, y no nos parece justo que no nos dejen abrir” expresó la delegada.

Desde la Municipalidad habilitaron a los food truck a funcionar en ese sector, tal como sucede en el Liceo o en la plaza San Martín, en este sentido Torres explicó: “nos dieron permiso que vengan a trabajar los carros pero tampoco están de acuerdo los carros en venir solamente ellos, porque la feria somos todos”.

“Hay gente muy carenciada que trabaja el día a día”

Una de las feriantes de La Saladita es Emi, quien trabaja como mantera y vende cosméticos, hilos, agujas y otros productos usados, además es pensionada de la Provincia con lo cual tampoco cobra su salario.

“Hemos estado reclamando todo este tiempo que nos den horas para poder trabajar en la Salada, es lo que necesitamos, acá hay gente muy carenciada que trabaja el día a día y necesita de esto” expresó a Crónica.

Con respecto al gobierno señala: “nos han puesto muchas trabas, pero nosotros hemos cumplido, hicimos todos los protocolos, por ejemplo los manteros antes estábamos en el piso ahora todos tenemos mesa, alcohol en gel, con barbijo puesto, todos requisitos que nos han pedido para dejarnos vender”; asimismo señala que “para evitar la aglomeración de gente colaboramos para pagar los adicionales de Policía que de alguna u otra manera cuidan que la gente no esté muy amontonada, también hemos cumplido con eso”.

La feriante expresa que “entendemos lo que está pasando con la pandemia, pero también quiero que nos entiendan que nosotros necesitamos trabajar”. En su caso personal relata: “soy pensionada de Provincia de primer rango, a mí me deben tres meses y el aguinaldo, y qué hago si no tengo un sustento” se pregunta, y finaliza: “yo no estoy pidiendo que me den, yo quiero trabajar como toda la gente, porque todos estamos en lo mismo. Ahora se dio lo de la ayuda económica, que estamos agradecidos, pero más que eso necesitamos trabajo, ya sea por DNI o que nos den ciertas horas, cumplimos con todos los requisitos y los protocolos”.

Comentar
- Publicidad -