Boca perdió con Arsenal en el regreso de Villa y Zárate encendió la alarma

Mauro Zárate debió retirarse del amistoso por sentir una molestia muscular.

Buenos Aires, (NA).- Boca perdió ayer con Arsenal de Sarandí por 2 a 0 en un encuentro amistoso disputado en Ezeiza, en el regreso de Sebastián Villa al equipo conducido de Miguel Angel Russo, tras sus problemas judiciales.

El partido se desarrolló en el complejo que Boca tiene en Ezeiza, y los goles del conjunto de Sarandí fueron convertidos por Nicolás Miracco, a los 19 minutos del primer tiempo, y Facundo Pons, de penal, a los 40 del complemento.

Si bien no estaba anunciado, la presencia del colombiano Villa sorprendió a más de uno, ya que el delantero hace tiempo no era tenido en cuenta por Russo, por una decisión dirigencial.

Es que el Consejo de Fútbol, que lidera Juan Román Riquelme, había determinado que Villa no volvería a jugar con la camiseta “xeneize” hasta tanto la Justicia se expida en la causa que le inició su ex pareja por violencia de género.

Incluso varios clubes del extranjero se interesaron en los servicios del colombiano, pero Boca se negó a negociarlo, más allá que las cifras que se manejan por su pase son altas.

Para este partido Russo dispuso una formación con varios nombres que no suelen ser del todo titulares, como Agustín Rossi y el propio Villa.

Russo puso en cancha a Agustín Rossi; Julio Buffarini, Lisandro López, Gastón Ávila, Emmanuel Mas; Sebastián Villa, Nicolás Capaldo, Cristian Medina, Edwin Cardona; Mauro Zárate y Ramón Ábila.

Te puede interesar
Boca disputó dos amistosos con Argentinos Juniors

En tanto, los dirigidos por Sergio Rondina formaron con Maximiliano Gagliardo; Ulises Abreliano, Fabio Pereyra, Gastón Suso, Emiliano Papa; Mateo Carabajal, Facundo Kruspzky, Alejo Antilef, Nicolás Castro; Lucas Albertengo, Nicolás Miracco.

El partido tuvo dos tiempos de 40 minutos cada uno y se realizaron cambios ilimitados por parte de ambos equipos.

Zárate se retiró antes por una molestia

El delantero Mauro Zárate encendió las alarmas de todo Boca, ya que no pudo terminar el partido y apenas jugó 16 mimutos, al sentir una molestia muscular.

El jugador será sometido a estudios para determinar la importancia de la molestia y saber si podrá estar a las órdenes de Russo para el último partido de la zona de grupos de la Copa Libertadores ante Caracas de Venezuela.

Comentar
- Publicidad -