Lo detuvieron en una sucesión de allanamientos que se hicieron por el crimen en Trelew y Dolavon

Un preso que se fugó rompiendo su tobillera sería el asesino del policía Díaz y ayer fue recapturado
Trelew (Agencia) Un preso que andaba fugado desde septiembre cuando escapó de una prisión domiciliaria sacándose la tobillera con la que lo controlaban, sería el asesino del policía Jorge Sixto Díaz y fue recapturado ayer en medio de una sucesión de allanamientos que se hicieron por el crimen en Trelew y Dolavon.

En uno de los procedimientos que se hizo en el barrio INTA de esta ciudad, una mujer y su pareja terminaron presos por atacar a una empleada policial y al jefe de la institución, tratando de evitar que se llevara a cabo la diligencia en su domicilio. Ahora, están imputados de atentado, resistencia y lesiones a la autoridad.
Hasta el momento, por el crimen de Díaz hay un solo detenido, que es el recluso recapturado.

A él los investigadores lo sindican como el que apuñaló y le provocó la muerte al policía cuando lo asaltaron en su casa de la calle Mamel al 4.000 la noche del martes de la semana pasada, luego que recibiera la visita de dos mujeres con las que –según se dijo— habría estado acompañado hasta minutos antes de que llegaran dos ladrones a robarle.

Los delincuentes en aquella ocasión le sustrajeron un televisor de 42 pulgadas, un equipo de audio, una computadora, una soldadora y otras pertenencias que terminaron llevándose en el auto del hombre, al que la policía encontró horas después abandonado no muy lejos de donde ayer se hicieron algunos de los allanamientos.

Te puede interesar
Detuvieron a un sujeto armado en el Máximo Abásolo

Díaz, de entre 50 y 60 años, se desempeñaba como personal de maestranza en la Regional de Policía de Trelew, era muy querido y desde hace ya un buen tiempo no estaba yendo a trabajar por la pandemia, porque dicen que era una persona con factores de riesgo.

Con los procedimientos que las autoridades hicieron ayer tanto en Trelew como en Dolavon buscaron recuperar las cosas que le robaron pero no las encontraron. Sí hallaron en la mayoría de los domicilios allanados plantas de marihuana e incautaron un cuchillo que les pareció sospechoso y que iban a peritar para ver si tendría alguna mancha de sangre.

También les secuestraron todos los celulares a los moradores de las viviendas requisadas.

Según el jefe de la Policía de Investigaciones de Trelew, ellos tienen identificadas a las personas que participaron del homicidio, que actuaron como cómplices del preso recapturado al que le endilgan la autoría del crimen. De hecho a dos de ellos les allanaron las casas ayer y son una mujer y un hombre de 18 años.

La detención de Denis Ezequiel Cárdenas (24) se llevó a cabo en un domicilio de Nicaragua al 600 esquina Ameghino Norte en el barrio Oeste.

Allí secuestraron además un cuchillo al que le harán hisopado para ver si tiene restos de sangre y cuatro teléfonos celulares del sospechoso, quien estaba fugado desde el mes de setiembre cuando sacándose la tobillera electrónica escapó de la casa de su padre, adonde había sido trasladado de la Alcaidía de Comodoro para cumplir una prisión domiciliaria autorizada por un juez en una causa por delitos contra la propiedad por la que cumpliría condena.

Te puede interesar
Detuvieron a un sujeto armado en el Máximo Abásolo

Otro de los allanamientos se hizo en la calle Teresa de Calcuta al 4.300, en donde viviría una de las mujeres sospechadas de haber participado del hecho que terminó en el crimen del policía Díaz: allí se le incautó el teléfono celular y encontraron 19 semillas de marihuana.

También se allanó una propiedad de la calle Epuyén al 500, otra de Santa Fe Norte al 100 en donde viviría otra sospechosa y hallaron dos plantas de cannabis sativa. Y en el domicilio de Camarones al 4.000 –en donde residiría el supuesto cómplice del homicida de Díaz- fue donde ocurrió el violento episodio en el que atacaron a una mujer policía y al jefe de la institución.

Desde allí se llevaron detenidos a los dueños del lugar, un matrimonio mayor que fueron quienes intentaron frustrar la realización del allanamiento. De igual manera se secuestró dos teléfonos celulares; un CPU, dos notebooks, un equipo de comunicaciones; dos tablet; ocho plantines de cannabis sativa y varias municiones de diferentes calibres.

En cuanto a las diligencias que se llevaron a cabo en Dolavon, según la policía, las mismas no dieron resultados positivos.

Comentar
- Publicidad -