La policía y guardia Urbana no dan tregua a los infractores

Por segunda madrugada consecutiva personal policial de Sarmiento, con apoyo de la Guardia Urbana municipal y de la División Asuntos Rurales, debieron interrumpir una fiesta o reunión social donde reinaba la música y la ingesta de bebidas alcohólicas.
Esto se realizó en medio de los controles estrictos y de las guardias preventivas que vienen realizando a lo largo y ancho de la ciudad de los Lagos donde en las últimas horas acrecentó la preocupación por el alto índice de contagios de Covid-19 y por las constantes violaciones a la Ley sanitaria nacional que prohíbe la circulación de personas sin la debida autorización.

Además, se labraron 4 actas de Infracción en la madrugada del domingo, de acuerdo a lo informado por fuentes policiales de Sarmiento.

Comentar
- Publicidad -