El caso del joven arrojado al río por Carabineros apuró el juicio político a un ministro

Un carabinero empujó al río Mapocho a un adolescente de 16 años, durante una protesta.

Diputados de la oposición en el Parlamento de Chile decidieron presentar un pedido de juicio político contra el ministro del Interior, Víctor Pérez. Sobre el tema dialogó el legislador de la Democracia Cristiana Gabriel Ascencio.

El video en el que se ve a un carabinero empujando a un adolescente al vacío desde un puente sobre el río Mapocho, hizo recordar a la dictadura de Augusto Pinochet a varios diputados de la oposición en el Parlamento de Chile, y los terminó de decidir a presentar un pedido de juicio político contra el ministro del Interior, Víctor Pérez, afirmó el legislador de la Democracia Cristiana Gabriel Ascencio.

El diputado conversó  sobre la acusación constitucional que presentó junto a otros 12 parlamentarios opositores contra el ministro del Interior, que es el inicio formal de un juicio político, y señaló que Pérez tiene responsabilidad en el conflicto que paralizó parte de las rutas del país el mes de agosto y en la reciente represión de Carabineros que terminó con un joven inconsciente en un río.

Ascencio, legislador desde 1994, salvo el periodo 2014-2018, dijo a Télam que “el ministro del Interior incumplió la ley y por lo tanto, infringió la Constitución”, falta que “lo inhabilita para seguir en el puesto que tiene”.

La oposición en Chile, que tiene mayoría en el Parlamento, ya había amenazado con presentar una acusación constitucional contra Pérez, sin embargo, fue la represión de las manifestaciones opositoras de la semana pasada en Santiago lo que terminó de decidirlos.

En esas protestas, un carabinero empujó a un joven de 16 años, quien cayó desde un puente en el centro de la capital al lecho del río Mapocho, lo que lo dejó inconsciente varios minutos, fue socorrido por otras personas que protestaban y terminó internado con varios traumatismos.

Esa imagen “fue muy impactante, porque casi todos nosotros recordamos cuando al comienzo de la dictadura de Pinochet encontrabas cuerpos de jóvenes en el río Mapocho, de jóvenes asesinados por la dictadura”, recordó el legislador democristiano, de 66 años.

“Volver a esa época es muy impactante. No tener un sentir, un cuidado, un respeto por las personas, por los seres humanos. Y por eso digo que al final este gobierno de (Sebastián) Piñera hoy día se mantiene sobre la base de la represión policial y usa a Carabineros como su instrumento para mantenerse”, agregó.

“Piñera cuenta con muy poco apoyo de la gente. Su Gobierno se acabó hace rato”, enfatizó Ascencio, quien dijo que la imagen del joven en el lecho del río inconsciente “dio la vuelta al mundo y mostró la cara real del Gobierno de Piñera”.

La acusación constitucional en Chile es el inicio del juicio político, en donde en primera instancia un grupo de al menos diez diputados deben presentar ante la Cámara la denuncia por escrito, para que una comisión de cinco parlamentarios elegidas al azar la estudie.

Si la acusación se declara admisible en la Sala con el voto de la mayoría simple, el ministro del Interior deberá dejar sus funciones y no podrá salir del país mientras dure el juicio político, que se realizará en el Senado como jurado y de encontrarlo culpable será suspendido de sus funciones y no podrá desempeñar ninguna función pública por cinco años.

El diputado demócrata cristiano destacó la unidad de la oposición en esta acusación constitucional y afirmó que esta iniciativa no sólo es por la responsabilidad en el control jerárquico de Carabineros, sino que “por su irresponsabilidad y por dejar de aplicar la ley cuando los camioneros estrangularon las carreteras de Chile hace mes y medio y estuvieron casi una semana con cortes, especialmente en el sur de Chile”.

El parlamentario también recordó que tampoco se cumplió la ley antibarricadas, “que incluso había sido votada por el actual ministro de Interior cuando era senador”, en referencia al paro de camioneros en donde el Gobierno permitió el corte de las rutas, a pesar de que por ley no se puede.

Al ser consultado si la la eventual renuncia del director general de Carabineros, Mario Rozas, cuestionado por todos los partidos de la oposición, dejaría sin efecto la acusación, Ascencio fue enfático: “Descomprime, pero no la acusación constitucional, sino esta situación de temor, de angustia, de violencia que está viviendo Chile”.

“La responsabilidad política en este caso le corresponde exclusivamente al ministro del Interior, que tiene el control jerárquico de Carabineros”, señaló Ascencio.

El legislador también criticó la comunicación del Gobierno. “Cuando lanzaron una moto de Carabineros al río Mapocho, casi en el mismo lugar de donde ocurrió lo del joven de 16 años, el Gobierno se querelló inmediatamente. Y ahora lanzan a un ser humano, y dicen que no hay que adelantar juicios”.

“No terminan condenando a Carabineros, sino por el contrario, salen en apoyo a la fuerza. Hace rato que perdieron la brújula”, apuntó.

Comentar
- Publicidad -