Huguito Araña, el personaje que desafió a la dictadura

El recordado actor Hugo Arana, fallecido a los 77 años, elaboró múltiples personajes a lo largo de su carrera, pero uno que dejó huella fue “Huguito Araña”, un entrevistador de televisión homosexual que desafío a la dictadura militar en 1982.

Buenos Aires, 11 octubre (NA) — El propio actor comentó alguna vez que el personaje “salió de casualidad”, y que lo creó durante la grabación de un sketch del programa “Matrimonios y algo más”, que escribió y dirigió Hugo Moser.

Era 1982, aún en plena dictadura militar bajo el Gobierno de facto de Leopoldo Galtieri, y Arana indicó que en el programa había un sketch en el que el protagonista era Juan Carlos Dual e interpretaba a un interventor estatal.

“A él le llegaban diferentes personas ofreciéndole cosas y un día yo hice un personaje que era como un contorsionista, pero que no era amanerado. Eran seis frases”, explicó.

Sin embargo, Arana -quien era fanático de River- comentó que en un momento fue a vestuario para disfrazar al personaje y ahí utilizó unos bigotes finitos, se peinó con gel el pelo enrulado, se hizo patillas y le dieron “un enterito ajustado al cuerpo y zapatillas de baile”.

“Cuando entro al estudio un cámara me dice: “qué colita que tiene Arana”, y yo le dije “te gusta?”. Y me dijeron que lo hiciera así (amanerado), pero yo me resistí”, comentó.

Te puede interesar
Falleció el actor Hugo Arana: habría sido por Coronavirus

Pero cuando fueron a grabar el sketch con Dual, habló de una manera más suave y amanerada, que provocó la risa de su compañero, quien continuó con el texto ya estipulado.

A Moser le gustó lo que había resultado y comenzó a escribir un sketch con el personaje llamado “Huguito Araña”, pero a los tres meses el Gobierno militar dispuso que el sketch no podía salir más al aire.

“Lo que hizo Moser fue lo siguiente. Dos o tres semanas el personaje no salió. Pero después lo casó con Mónica Gonzaga, un bombón. La toma arrancaba con ellos en la cama y Huguito Araña con redecilla en la cabeza y diciéndole que preparaba el desayuno. Los milicos, como el personaje estaba casado, lo dejaron. Una cosa increíble”, recordó cierta vez.

Comentar
- Publicidad -