Una excelente tarde de sábado pudo más que las restricciones y las advertencias

Con una temperatura sobre los 20 grados y prácticamente sin vientos la tarde del sábado se prestó, como ocurría con la “antigua normalidad”, a que niños, jóvenes y adultos se volcaran a las calles, a los paseos, a las plazas pero, lamentablemente, en muchos
de esos lugares sin respetar ni el distanciamiento social ni el uso de tapabocas.
Pese a la insistencia para que el común de la gente al menos respete esos dos medidas
“esenciales para evitar  contagios”, lo cierto es que en muchísimos casos no solo no se respeta sino que, advertidos de la transgresión de dos normales elementales, se responde con enojos y hasta con agresiones hacia quien advierte la violación de normas esenciales de bien común.

Quizás por haberse extendido la restricción de circulación, que para este fin de semana rige desde anoche -21 del sábado- hasta las 6 de la mañana del martes, el vecino común no  solo salió a disfrutar de la tarde primaveral en plazas o playas sino que, además, “invadió”
los supermercados donde se observaban larguísimas filas para poder ingresar a comprar como si nunca más pudiera salir a la calle.

Con todo y pese a todo, una tarde que quizás incita a salir de una bendita cuarentena que se extiende y se endurece, tratando de tomar “aire libre” o de encontrarse con amigos y familiares pero, tal cual repiten autoridades políticas y sanitarias, solo se pide control
en la efusividad de los saludos, salir cuando corresponde -de acuerdo a la numeración de DNI- y utilizar el tapabocas que quizás molesta, pero protege.

Para hoy, cuando continuarán las restricciones de circulación, se prevé una jornada nublada pero con buenas temperaturas que rondarán los 8 grados para la mínima y alrededor de 18 como máxima mientras que, para mañana se pronostica un aumento en ambos valores, previéndose una jornada de entre 10 y 20 grados.

Comentar
- Publicidad -