Hoy se movilizan los centros de actividad física bajo techo solicitando la reapertura

Centros de actividad física bajo techo y natatorios realizarán una nueva manifestación para solicitar que autoricen la reapertura de los espacios, bajo protocolo, al tornarse insostenible la situación económica con posibilidad de cierre y pérdida de puestos laborales.

Este viernes a las 10:30 horas en la plaza de la Escuela Nº 83 se espera que propietarios, trabajadores y usuarios de centros de actividad física bajo techo y natatorios, nuevamente se convoquen en el centro de la ciudad y se movilicen hacia el Municipio para reiterar el reclamo que hace semanas llevan adelante para que se autorice la reapertura de estos espacios y así evitar el cierre y despidos masivos en el sector ante la falta de ingresos que resultan fundamentales para todas las familias que dependen de la actividad.

Así, resulta primordial poder volver a trabajar para reactivar la economía del sector de manera que plantean que la vuelta sería bajo estricto protocolo sanitario tal cual como lo hicieron tiempo atrás cuando pudieron retomar las tareas luego de 100 días de cierre.

“Desde el día 1 de habilitados para abrir nuestras instalaciones, llevamos un protocolo de higiene y seguridad aprobado por el Municipio. Dicho protocolo garantiza la práctica de la actividad física bajo techo controlada por aforo y concurrencia, reorganizando espacios y delimitando lugares de entreno” señalaron y añadieron que “todas las actividades se rigen por turnos separados por intervalos de desinfección obligatorios.

A pesar de la difícil situación económica que estamos afrontando después de haber cerrado 100 días nuestras puertas, hemos puesto el foco en el cuidado de la salud de quienes asisten, reforzando la limpieza y las desinfecciones constantes”.

De esta forma, remarcaron que la actividad física controlada e idónea promueve, previene y mantiene el estado de salud, reduce los riesgos de contraer enfermedades, favoreciendo el estado completo de bienestar y manifestaron que el aislamiento prolongado que demanda la pandemia genera angustia, ansiedad, depresión, estrés y otras complicaciones siendo los espacios de actividad física fundamentales para la salud por la mejora en la calidad de vida.

Comentar
- Publicidad -