Le dieron el alta a Ramos y regresó a la Alcaidía

Si bien David Ezequiel Ramos permanecía internado en terapia luego de sufrir graves quemaduras que afectaron vías respiratorias desde el 19 de septiembre, se conoció que tuvo una evolución favorable de manera que el último martes le dieron el alta médica y fue trasladado de regreso a la Alcaidía Policial donde estaba alojado cumpliendo con prisión preventiva por un violento robo ocurrido el año pasado.

Según detallaron, Ramos fue alojado en un pabellón distinto al que estaba antes de que sufriera el incidente que se habría tratado de un hecho intencional teniendo en cuenta que sobre las 23 horas de aquel día el interno tuvo una pelea con otros reos del pabellón 8 y posteriormente cuando estaba en su celda, un incendio comenzó en el colchón donde dormía, provocándole quemaduras que pusieron en riesgo su vida, siendo trasladado de urgencia al nosocomio.

A fines de evitar nuevas situaciones de este tipo es que el recientemente dado de alta quedó alojado en otro sector.

Robo agravado

El 7 de diciembre de 2019, Ramos junto a Diego Leviñanco y José Sarasaga ingresaron armados a un domicilio del barrio Presidente Ortiz durante la madrugada y tras reducir a la pareja que habitaba el lugar, incluso golpeando de un culatazo a la mujer, comenzaron a revolver todo en busca de elementos de valor.

Te puede interesar
A 11 días del contagio, Trump recibe el alta al no haber riesgo "de que transmita el virus a otros"

Pero un llamado de vecinos alertaría a la policía sobre lo ocurrido, de manera que en contados minutos llegaron al lugar, mientras Sarasaga fue atrapado tras una persecución, los restantes dispararon contra los uniformados desde el interior de la vivienda pero lograron ser reducidos.

Los tres fueron imputados por el delito de “robo triplemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda, por la utilización de arma de fuego y por las lesiones graves ocasionadas a la víctima”, quedando detenidos en prisión preventiva.

Comentar
- Publicidad -