Joaquín Arbe pasó por Comodoro antes de viajar a Polonia

El atleta chubutense y representante en los Juegos Olímpicos de Tokio, Joaquín Arbe, estuvo de paso por nuestra ciudad, haciendo escala antes de viajar a Buenos Aires y luego a Polonia para intervenir en el Mundial de medio maratón que se realizará el 17 de octubre próximo. “Volver a competir después de mucho tiempo genera mucha ansiedad. Entrené muy bien y voy con la confianza que te da una buena preparación”, dijo Arbe.

El avión partió sobre las 15 de ayer hacia Buenos Aires a partir de una gestión comodorense que atendió la necesidad de Joaquín Arbe, quien se había puesto como desafío ser parte del Mundial de medio maratón que se realizará este 17 de octubre en Gdynia el norte de Polonia. Se trata del único evento de la serie mundial de atletismo en el calendario 2020.

En Buenos Aires se quedará hasta el 11 de octubre y luego partirá hacia Polonia. “Hay que hacer todo con mucha antelación por los protocolos que se necesitan para entrar y salir de cualquier ciudad. Por eso, salí tiempo antes para no tener problemas ante cualquier pedido de certificación de salud”, indicó Arbe.

El atleta cordillerano mencionó que a excepción de abril, luego se preparó con mucha intensidad. “En ese primer mes de cuarentena todo se hizo muy difícil porque no había permiso para salir a trotar. Después conseguí una cinta y me mantuve. Más tarde se pudo hacer al aire libre y conseguí un permiso de Nación para poder entrenar con normalidad”.

Te puede interesar
Agradece la Federación de Atletismo del Chubut

A Polonia viaja con mucha expectativa, porque al circuito lo considera apropiado como para bajar sus propios registros. “Está ubicado a nivel del mar y la temperatura que hay en este tiempo no supera los 10 grados centígrados. Sería ideal para bajar mi tiempo en los 21K. Son 4 vueltas a un circuito que considero será rápido”.

El tiempo que debe mejorar Joaquín Arbe es de 1.02.58, “mi deseo es bajarlo al menos unos 30 segundos. El entrenamiento que hice fue bastante intenso, en la pista de Esquel pude hacer buenos tiempos a pesar de que no está del todo bien. Noté buenos registros en 5.000 y 10.000, en esos entrenamientos. La verdad que tengo muchas expectativas como para pensar que me irá bien”.

La ausencia de competencias complicó mucho en el tema económico. “Los atletas tenemos un ingreso importante por los premios en carreras ganadas o podios. Es un aporte que se hace muy necesario para seguir cumpliendo proyectos. En mi caso, tengo una familia, con mi señora Alejandra y mis tres hijos, Emanuel (12 años), Maia (11) y Eric (1 año). Proyectamos nuestra casa y cada mejoría que podía hacer era con el dinero de las carreras. Obvio, imagino que con todo esto que está pasando a muchos, los proyectos se quedaron estancados. En el atletismo nos toca sufrirlo de esa manera”.

Te puede interesar
Agradece la Federación de Atletismo del Chubut

A pesar de la cuarentena, Arbe valora el haber podido estar mucho tiempo en el crecimiento de su hijo más pequeño. “Sí, esa es la parte que uno tiene que apreciar. A pesar de todo lo malo, siempre hay algo bueno que valorar. Mi hijo más pequeño lo ví en el día a día y eso tiene mucho, pero mucho valor”.

“Todo se había complicado con esto de la pandemia, por los traslados y hacer gestiones es muy difícil en estos tiempos. Me comuniqué con Virgina Romano de acá de Comodoro, y empezó a abrirse el camino. Gracias a la gestión municipal con Maximiliano Sampaoli, el vice Othar Macharashvili, se empezó a generar la posibilidad de viajar. También, además de Virginia tengo que agradecer a Rafa Pacheco”, completó Joaquín Arbe.

Comentar
- Publicidad -