Se repite la jornada de testeos en el Abásolo tras una amplia participación

Dentro de una modalidad diferente a la realizada en el barrio Stella Maris, ayer se llevó a cabo una primera jornada de testeos en el barrio Máximo Abásolo aunque en este caso no hubo recorrida domiciliaria sino que el equipo de trabajo del plan Detectar se instaló en el Gimnasio Nº 3 y esperó la participación de los vecinos de la zona que, entre las 12 y 15 horas, formó largas filas para realizar el trámite preventivo.

La licenciada Gabriela Simunovic señaló en la tarde de ayer que “esperaremos hasta la mañana del lunes –por hoy- para cruzar la información y poder obtener algún índice de contagios en la población testeada”, agradeciendo la participación y el interés, lo que habla a las claras de la preocupación que provoca en la población la presencia comunitaria del virus.

Atento a la cantidad de contagios y a los resultados fatales de los últimos días, se ha observado un crecimiento de la “responsabilidad social”, al menos en la presencia de vecinos en las calles, entendiéndose que ese, la reunión de gente –familiares o amigos- es el principal caldo de cultivo para la transmisión del coronavirus.

Atento a la cantidad de gente que se hizo presente durante la tarde de ayer en el Gimnasio Municipal Nº 3, hoy desde las 10 de la mañana se reiterará la presencia de profesionales que actuará de la misma manera es decir, sin salida a las viviendas de la barriada.

El arduo trabajo conjunto entre el municipio, voluntarios de la UNPSJB, y equipos de Provincia y Nación -que se quedan en la ciudad por aproximadamente diez días más-, se concretó la primera convocatoria en la que alrededor de 150 personas se acercaron al Gimnasio para realizar el testeo previsto y responder las consultas realizadas ante even

Comentar
- Publicidad -