Arribas seguirá en el país mientras lo investigan por supuesto espionaje ilegal

La decisión fue tomada por la Cámara Federal de La Plata. El exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia quería viajar primero a Brasil y después a Europa.

El exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, deberá permanecer en la Argentina mientras avanzan las investigaciones que lo sindican como supuesto promotor de maniobras de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, ya que la Justicia sigue sin autorizar su salida a Brasil a ver a parte de su familia y luego seguir a Europa a negociar pases de jugadores de fútbol.
La Cámara Federal de La Plata le asestó un nuevo revés al exseñor 5 al confirmar la resolución con la que el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge le había negado la autorización de salida del país por considerar que una decisión de ese tipo podía acarrear peligro de fuga y riesgos de entorpecimiento para la causa en la se investigan maniobras de espionaje ilegal.
En paralelo, los fiscales ante el tribunal de apelaciones platense se manifestaron en contra de otro planteo del exjefe de los espías con el que buscaba poner en crisis la competencia del juez de Lomas de Zamora sobre el expediente de espionaje para que pase a los tribunales porteños con sede en el edificio de Comodoro Py 2002.
El juez Auge ya procesó -con prohibición de salir del país- a Arribas por espionaje ilegal y falsedad documental por supuesto espionaje contra el Instituto Patria (base política del kirchnerismo) y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y volverá a indagarlo por más hechos de espionaje la semana que viene.
Al confirmar el rechazo a que Arribas sea autorizado a salir del país, los jueces de la Sala I del tribunal de apelaciones Cesar Álvarez y Roberto Lemos Arias señalaron que el otorgamiento del permiso en las condiciones pretendidas “sería una suerte de emisión de pasaje abierto a cualquier sitio del planeta, incluso a aquellos países con los que no rige tratado de extradición, lo cual no puede admitirse, dados los contactos y la capacidad económica” del imputado.
El 20 de agosto, Arribas había solicitado permiso para salir del país desde el 24 de ese mes hasta el 20 de octubre para viajar a Brasil, donde vive su familia, y luego a Europa, para cumplir con su tarea como representante de deportistas.
En el escrito judicial, se refirió al caso del pase del futbolista brasileño Allan Marques Loureiro, del Napoli de Italia al Everton del fútbol inglés, que de todas formas se habría concretado sin la necesidad de que Arribas viajara, según anunció el club británico en sus redes sociales.
“La presunción de riesgo procesal de fuga o de entorpecimiento del proceso que genera la solicitud de Gustavo Héctor Arribas no puede ser despejada por ninguna de las razones invocadas en el recurso de apelación”, sostuvieron los jueces de tribunal de apelaciones en el fallo.
Sobre el deseo de Arribas de irse a Brasil para reencontrarse con su pareja y una de sus hijas, los jueces señalaron que no se evidenciaba allí una razón humanitaria suficiente porque estuvieron con él en Buenos Aires hasta principios de agosto y bien podrían volver a la Argentina sin que el exdirector de la AFI tenga que salir del país.
Por otro lado, los fiscales ante la Cámara Federal de La Plata Diego Iglesias y Oscar Gutiérrez Eguía pidieron rechazar un planteo vinculado a la competencia territorial del juez que interviene en la causa con el que Arribas pretende que el expediente pase al fuero federal porteño.
Los fiscales advirtieron por planteos sobre temas ya resueltos y sostuvieron que el derecho a defensa “no puede ejercerse en detrimento de las garantías constitucionales y de las normas que deben regir el procedimiento”.
Ante ello se pronunciaron a favor de que sea la Cámara Federal de La Plata la que intervenga en la apelación de Arribas contra el fallo del juez Auge, quien se negó a enviar la causa a los tribunales de Retiro.
Por otra parte, la semana pasada el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, también le impuso la prohibición de salir del país en el marco del caso D´alessio en el cual Arribas está imputado por haber promovido la creación de las denominadas “bases AMBA” de la AFI, desde las que se sospecha que se realizó espionaje político en la provincia de Buenos Aires.
La semana próxima, Arribas debe presentarse a una nueva indagatoria por supuestos hechos de espionaje ilegal contra dirigentes políticos, sociales, gremiales, religiosos y hasta periodistas; una causa por la cual está también citado a indagatoria para los primeros días de octubre el secretario privado de Macri, Dario Nieto.
El otrora secretario presidencial está acusado de haber funcionado como canal alternativo para que la información producida a través de inteligencia ilegal llegara a la Casa Rosada, según consta en la acusación de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide.
Como estrategia de defensa, Nieto viene reclamando sin éxito que se declare la nulidad del allanamiento a su vivienda, la de la extracción de información de sus dispositivos electrónicos y la de la decisión de Auge de compartir hallazgos con otras investigaciones judiciales.
Hoy, por caso, los fiscales ante la Cámara Federal de la plata emitieron un dictamen en el que reclamaron que se rechacen los planteos de nulidad en contra de la decisión del juez Auge de poner a disposición de otras causas judiciales información obtenida en el teléfono celular de Nieto.
“Entendemos que, pese al esfuerzo del accionante, sus manifestaciones no logran conmover el criterio expuesto por los fiscales de la instancia anterior al pronunciarse en el marco de esta incidencia, cuyos argumentos hacemos propios y damos aquí por reproducidos, por lo cual entendemos que el planteo debe ser rechazado”, sostuvieron Iglesias y Gutiérrez Eguía.
Comentar
- Publicidad -