Fotodaño, ¿qué es y cómo puedo prevenirlo?

Llegó la primavera, y con ella empezamos a buscar ese rayito de sol que tanto necesitamos en la Patagonia Argentina.

Y sí, porque el astro solar es imprescindible para la vida de las células y la biotransformación de la Vitamina D, necesaria para la absorción de Calcio y la regulación de nuestros ritmos circadianos (sueño-vigilia).

Además tiene un importante efecto antidepresivo, y facilita el bronceado.

Sin embargo… en nuestra piel, su exceso tiene consecuencias, engrosando la capa externa, produciendo deshidratación, deteriorando el sistema inmunitario, liberando radicales libres que dañan el ADN, alterando el colágeno y la elástina, provocando así el envejecimiento cutáneo.

A todo esto se lo denomina Fotodaño.

¿Cómo se produce este fotodaño? ¿Cuando nos exponemos al sol qué nos puede ocurrir?

Eritema solar o “golpe de sol”: quemadura cutánea que se manifiesta con enrojecimiento, edema y calor cutáneo horas después de la exposición solar. Los responsables son los UVB que lesionan directamente a los queratinocitos, células de la piel, dando lugar a una reacción inflamatoria con sensación de calor, dolor y enrojecimiento.

La fotodermatosis: reacciones cutáneas anormales a la exposición solar en la que intervienen distintos químicos hallados en los cosméticos o medicamentos, o la propia porfirina que induce a una reacción de fotosensibilidad (alergia al sol).

A largo plazo se producirá fotoenvejecimiento: con la aparición de arrugas profundas, poros dilatados, manchas hiper o hipo pigmentadas…

Fotocarcinogénesis o cáncer cutáneo: la radiación UV es el primer factor de riesgo de cáncer de piel.

El envejecimiento celular está muy relacionado con el daño en el ADN.

Hoy en día se utilizan reparadores del ADN en los Fotoprotectores. Debemos utilizar protectorores solares de +30, colocarlos media hora antes de exponernos al sol para que la reacción química y física esté lista al momento de necesitarlo. Renovar la protección cada 2 hs. Si realizo actividad física o estoy en el agua renovarlo más seguido.

Además de los fotoprotectores debemos evitar la exposición solar entre las 11 y 16 hs.

Lo nuevo… Fotoprotección vía oral:

También es muy útil el uso de complementos alimenticios compuestos a base de Porphyra umbilicalis, polipodium leucotomos y vitaminas antioxidantes vía oral. Esta suplementación ha demostrado reforzar la fotoprotección de la piel.

El Polypodium leucotomos es un hongo tropical procedente de la cordillera de los Andes de América del Sur, que contiene diversos compuestos fenólicos en sus hojas, pertenecientes a la familia de los benzoatos y cinnamatos que han demostrado eficacia en la intensidad y duración del eritema solar.

Otras vitaminas y minerales vía oral con efecto fotoprotector son una mezcla de vitamina A, C y E junto con Selenio.

Cómo nos referíamos anteriormente este “sol acumulado “tiene como consecuencias la aparición de manchas a lo largo de los años, pueden ser de color marrón o rosadas y ásperas al tacto, a estas se las denomina lentigos y queratosis actinicas que son “marcadoras” del daño solar que fuimos obteniendo a lo largo de los años.

Con el tiempo pueden aparecer lesiones que se producen por este daño solar irreparable que es el Cáncer de Piel, dentro de los más frecuentes encontramos el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el Melanoma.

Por lo tanto, al sol lo necesitamos para activar funciones vitales, si lo administramos en forma adecuada y con la protección correcta podemos evitar el fotodaño, fotoenvejecimiento de la piel y con ellos el Cáncer de piel.

 

Dra. Nadia Sureda
Dra. Nadia Sureda
Especialista en Dermatología clínica y estética
MP 3876
Comentar
- Publicidad -