Más de 80 dueños de gimnasios reclaman volver a abrir

“Destruirnos no mengua la pandemia. Solamente suma víctimas nuevas e innecesarias”, sostienen en una solicitada enviada a Diario Crónica más de 80 propietarios de gimnasios y entrenadores físicos independientes.

“No podemos olvidar, que más allá de un decreto que sirve de argumento, nuestras autoridades provinciales y locales de turno deben velar por nuestra seguridad y ser equitativos en la libertad y el derecho al trabajo. Es arbitrario, despótico, injusto, y absolutamente sin sentido útil… cerrar a gimnasios mientras casi el 100 por ciento de los demás comercios siguen trabajando” sostienen los más de 80 propietarios de gimnasios de musculación, centros de pilates y de yoga, así como de estudios de danzas entre otras actividades deportivas.

Desde el sector sostienen que más de 60 espacios deportivos debieron cerrar durante la pandemia por acumular deudas por alquileres, impuestos y servicios. Además, ahora alumnos que ya pagaron sus cuotas reclaman el reintegro.

Según señaló Óscar Nuñez, uno de los voceros del sector, alrededor de 400 personas trabajan de forma directa en los gimnasios y 4000 si se incluyen profesores de danzas, pilates y otras actividades.

Libertad laboral

“Con el virus circulante estamos todos a riesgo de contagiarnos en cualquier lugar, ya que eso hacen los virus. Y reducir la cantidad de gente en circulación, si bien puede ayudar, no detiene el proceso. La higiene, el distanciamiento, los cubre bocas, sí reducen significativamente la posibilidad de contagio. La OMS señala enfáticamente hoy que hay que seguir funcionando en relación a la libertad laboral y de consumo para sostener al país saludable física, psíquica y financieramente. También enfatiza hoy, que como consecuencia de la cuarentena forzada, por cada fallecido de Covid-19  habrán otros cinco debido a cardiopatías -que se incrementarán-, oncológicos y enfermedades graves  no tratadas y suicidios”, sostienen.

Luego del cierre anunciado el 16 de este mes, los propietarios se habían reunido en la plaza de la Escuela 83 para reclamar por la apertura y luego marcharon por las calles céntricas hasta el edificio municipal donde reclamaron una reunión para solicitar la reapertura de sus locales .

Un sinsentido

En el mismo comunicado califican como un “sin sentido absoluto” al cierre y destacan que están recuperándose lentamente del cierre anterior que duró casi cuatro meses.  Añaden que debido a las restricciones cuentan con un 25% de clientes debido a las restricciones de distancia y horarios y que el cierre total desde el 16 de septiembre “no redujo en lo más mínimo el proceso natural de la evolución del virus”.

Los firmantes destacan que está demostrado que la gimnasia regular eleva el sistema inmunológico, así como la autoestima y la salud psíquica e integral de las personas. De esta forma sostienen que colaboran a elevar el sistema de defensas de quienes concurren a sus establecimientos, ya que aplican rigurosamente el protocolo analizado y estudiado en conjunto con la personal del área de Deportes.”Podemos asegurar que la cantidad de gente que circula por los gimnasios es muy baja, casi insignificante. Sobre todo en relación a la cantidad de personas que circulan en los bancos, supermercados, cervecerías, pubs, empresas de servicios petroleros, edificio municipal, controles policiales  etc. Entonces, destruir a pequeños comerciantes, como nosotros, no resuelve en absoluto el problema”, enfatizaron.

Comentar
- Publicidad -