La Justicia declaró ilegal la detención del dueño del portal Cholila Online y ordenó su liberación

Fue ayer en una audiencia de la que se desprendieron graves denuncias contra el ministro Massoni, el subjefe de Policía Gómez Ocampo y del hermano del jefe de Policía, el comisario Paulino Gómez que pueden terminar acusados en una causa de “privación ilegal de la libertad agravada”.

Trelew (Agencia) El dueño del portal de noticias Cholila Online, Darío Fernández, estuvo más de doce horas preso ilegalmente porque ningún juez había ordenado su captura por la denuncia que le hizo su exmujer el domingo a la mañana, acusándolo de un concurso de delitos que la fiscalía no pudo probar ayer en la audiencia de control en la Oficina Judicial de Rawson, de la que Fernández fue liberado por la jueza Mirta del Valle Moreno.

La magistrada cuestionó severamente al fiscal del caso Osvaldo Heiber y los abogados de Fernández, Gastón Bordier y Cyntia Tamara Castro, lo acusaron de haber sido cómplice de un procedimiento a todas luces ilegal que llevó adelante el ministro de Seguridad Federico Massoni, el subjefe de la policía, el comisario Néstor “El Tero” Gómez Ocampo y el director de Seguridad de la cúpula policial; el hermano del jefe de Policía, Paulino Gómez, consideraron los letrados.

El doctor Bordier los denunció en la audiencia por realizar un procedimiento ilegal -que podría ser una privación ilegítima de la libertad del periodista Fernández- y la jueza mandó las actuaciones a la Procuración Fiscal a cargo de Jorge Miquelarena para que allí se investigue si realmente incurrieron en ese y otros graves delitos al perseguir y detener a Fernández sin autorización de ella, que en ese momento se encontraba de turno.

¿Persecución por ser opositor?

Al dueño del portal de noticias Cholila Online -de un marcado perfil opositor al Gobierno provincial pero también responsable de ventilar públicamente situaciones que afectan a sectores del poder- lo detuvieron el domingo a la noche cerca de Gaiman en un exagerado procedimiento policial que se llevó a cabo en la Ruta Nacional 25, a unos 8 kilómetros al oeste de Trelew.

Fernández se había encontrado con su expareja en playa Unión para discutir el divorcio y retornaba con sus pequeños hijos el domingo a la noche al lugar en el cual tiene actualmente su residencia, en la localidad cordillerana de Cholila, cuando le cruzaron un auto de la policía sin identificación, lo bajaron violentamente del vehículo apuntándole con armas de fuego, lo arrojaron al pavimento y allí lo esposaron, mientras sus hijos gritaban “No maten a mi papá, no maten a mi papá”.

Además de ese violento accionar, según se indicó tuvieron a los niños dos horas y media dentro de la camioneta para esperar a que llegara al lugar el ministro de Seguridad Federico Massoni cuya presencia ayer en la audiencia judicial fue duramente cuestionada por el abogado Gastón Bordier, quien denunció que “Massoni no tiene estado policial” y en consecuencia no tendría por qué haber andado dando órdenes en el ilegal operativo.

A Massoni, “El Tero” Gómez Ocampo y Paulino Gómez los acusan de haber armado un show de la detención irregular de Fernández convocando a varios medios para que filmaran y le sacaran fotos hasta a los hijos del periodista que, aterrados por lo que habían visto, se encontraban encerrados en la camioneta de su padre.

También los responsabilizan desde la defensa de Fernández de haber hecho circular en algunos medios y portales de noticias de la zona la copia de la denuncia que la exmujer le hizo al dueño de Cholila Online sin preservar el nombre de la denunciante y de los hijos que son todos menores de edad.

No son pocos los que creen que todo fue planificado y que “a Fernández le hicieron una cama” por su confrontativo estilo de hacer periodismo, que pone de manifiesto en el portal de noticias en el que ha denunciado hechos de corrupción que llamativa y preocupantemente nadie en la Justicia ha investigado.

“Un operativo ilegal”

Darío Fernández recuperó la libertad ayer a la tarde y uno de sus abogados, Gastón Bordier hizo declaraciones a Crónica. En las mismas entre otras cosas dijo en relación al fallo de la jueza Moreno que dejó libre a su cliente: “La jueza declaró la ilegalidad de todo el procedimiento llevado adelante contra el señor Darío Fernández, nuestro defendido”, señaló.

“Específicamente declaró que fue ilegal la persecución que se le hizo desde Playa (Unión) hasta casi el ingreso a Gaiman. Que fue absolutamente ilegal el trato que se le dio a los menores (a los hijos de Fernández) y se dejó de lado el interés del niño que lo obliga los tratados internacionales.

Porque se los victimizó, no había ningún pedido de ninguna autoridad para que sean quitados de la custodia de su padre y muchos menos para ser puestos en un Servicio de Protección de Derechos”, explicó.

“Tuvieron que asistir a la forma en que el señor Paulino Gómez (director de Seguridad de la policía) y el señor Néstor Gómez Ocampo (El Tero) lo detuvieron, en un auto particular, sin identificación con uniformes policiales. Recalcó la jueza que la orden dada por el fiscal de la causa, el doctor Heiber también había sido ilegal, porque no se le había comunicado a ella ninguna de las medidas que se realizaron”, denunció.

“Se cuestionó en la audiencia la presencia del ministro Massoni, quien no tiene estado policial dando órdenes a los policías que intervinieron. Se cuestionó que el fiscal no estuviera en el procedimiento siendo que el mismo se llevó a cabo en horas nocturnas y se determinó que los indicios probatorios de la denuncia de la expareja de Fernández no alcanzaban para hacer una apertura de investigación”, aseguró Bordier.

Comentar
- Publicidad -