Sobreviviendo a la pandemia

Sobreviviendo a la pandemia

En medio de la crisis provocada por el coronavirus y del “efecto colateral” económico que imponen los despidos, el cierre de comercios o los sueldos de “otra realidad” que hoy no alcanzan o la falta de pago salarial, como lo sufre una enorme cantidad de gente, surgen los comercios alternativos, el “rebusque” o la experiencia argentina a otras tantas crisis vividas en el país por los más diferentes motivos.

La verdadera crisis económica que se vive en esta ciudad, como en cualquier otro lugar de la extensa geografía nacional, se observa en los boulevares, en garajes o en la misma calle donde, casi de la nada, aparecen vendedores de pre-pizzas, ropas, alimentos para mascotas, frutas y verduras, comidas preparadas o los hoy infaltables tapa boca con las más locas imágenes, además de gran cantidad de chicos -de muy corta edad- limpiando parabrisas en medio de las calles.

Sobreviviendo a la pandemia“La cosa es sobrevivir decentemente” dice alguno de ellos, señalando que “intentamos llevar un mango a casa para la comida del día pero a veces nos corren. Parece que no entienden que la idea es ganar una moneda sin tener que salir a robar, sin tener que salir a mendigar, sin tener que caer a la casa de algún amigo o familiar que, en definitiva, está tan mal como uno mismo”.

Te puede interesar
Rusia registra casi 13.000 nuevos casos, la cifra más alta en cinco meses

Sobreviviendo a la pandemiaLos “negocios callejeros” se instalan en cualquier parte, se reinventan -cuando lo que pretendieron ofrecer no se vende- o se mudan durante el día a diferentes sectores de la ciudad buscando ganar el mango, seguir siendo un ciudadano legal a pesar de la “ilegalidad” de un comercio que no paga impuestos pero que, en definitiva, intentan sobrellevar la crisis que permita -al mediodía o a la noche- colocar un plato de comida sobre la mesa.

 

Sobreviviendo a la pandemia

Sobreviviendo a la pandemia

Comentar
- Publicidad -