“Es bueno tomar conciencia de que este virus es muy real”

Pasó más de 25 días en aislamiento tras contraer coronavirus al contagiarse de su hijo y, si bien recibió el alta médica, aún cuenta con dolores de cabeza y en el cuerpo que dificultan el normal desarrollo de sus tareas.

N. M. pasó un total de 25 días aislada desde el inicio de los síntomas hasta que finalmente le dieron el alta tras contraer coronavirus, sin embargo las secuelas de la enfermedad continúan en su cuerpo pese a que en su caso no requirió internación.

“Por más protocolo que uno tenga para cuidarse como lavarse las manos, rociarse con alcohol, limpiarse los pies al llegar, lavarla ropa y limpiar las compras del súper antes de guardar los productos, el contagio ocurre. En mi caso fue por mi hijo que fue a la casa de un amigo a pasar el fin de semana” explicó y añadió “él llego el lunes y su amigo empezó el martes con fiebre, entonces la madre me avisó que lo habían hisopado, decidimos aislarnos, a los seis días nos avisan que es positivo”.

De esta manera, narró que ese mismo día ella comenzó con síntomas de Covid-19: fiebre esporádica, sentía frío y calor, congestión por algunos días, un poco de tos.

Al cuarto día perdió el gusto y el olfato y comenzaron los dolores de cuerpo “era infernal, se me hincharon las rodillas, me dolían las articulaciones, me costaba mucho levantarme para ir al baño, daba pasitos para llegar arrastrando los pies y luego empezaron los dolores de cabeza y taquicardia” expresó y agregó “un día el dolor de cabeza fue insoportable y me llevaron a la guardia, me dieron migral porque no hay nada que cure el virus, solamente se soporta con medicación, también tafirol y tomaba pulmosán para el dolor en la espalda, cuando me movía me agitaba mucho. No necesité internación ni tuve problemas respiratorios por suerte pero después del alta me quedaron las secuelas”.

Te puede interesar
Anoche se reportaron 193 nuevos casos de Covid-19 en Comodoro y Rada Tilly

Así, detalló “todavía tengo dolores de cabeza todos los días, dolores de espalda por eso no puedo hacer fuerza y si la hago tengo que acostarme nuevamente para calmar el dolor, la falta de vitamina D hizo en parte que me agarrara tan fuerte porque mi hijo no tuvo ningún síntoma”.

Conciencia

Consultada sobre su situación de contagio indicó “es bueno tomar conciencia de que este virus es muy real, tomar conciencia de cuidarse, no juntarse, a veces uno piensa me junto con la familia a comer un asadito y no es así, las personas que se contagiaron con mi hijo se habían juntado a comer un asado en familia y se contagiaron todos. Hay que tomar conciencia de que es muy doloroso, una enfermedad que no se compara con ninguna, se la pasa bastante mal, hay que cuidarse lo que más se pueda” y puntualizó “lo más feo de pasar por esto es que no es que lo tenés una vez y después no más, podés contagiarte nuevamente; dicen que es más leve pero realmente no quiero volver a pasar por esta experiencia. Pese a que ya estoy de alta sigo de cuarentena”.

Comentar
- Publicidad -