Impotencia y dolor con más de 120 trabajadores de la salud aislados

Habrá controles estrictos para evitar reuniones sociales
Myriam Monasterolo. La directora del Área Programática Sur dijo que es necesario “evitar la circulación masiva de vecinos y las reuniones sociales y familiares, que siguen siendo el factor más importante de contagio”.

A pesar de los reclamos cotidianos, los contagios de coronavirus se suceden día tras día afectando a decenas de personas, muchos de los cuales no terminan de entender la gravedad de la situación y, entre ellos, personal de salud, con lo que se reduce dramáticamente los diferentes cuerpos de profesionales que luchan contra el Covid-19 desde hace casi siete meses.

La directora del Área Programática Sur, Myriam Monasterolo confirmó ayer que “ya son 120 trabajadores de la salud los que se encuentran aislados en Comodoro Rivadavia”, tanto por haber dado positivo como por prevención, debido a los contactos estrechos mantenidos, lo que los coloca entre los posibles contagios o con capacidad de contagiar.

Más allá del cansancio físico y las secuelas en su cuerpo por la utilización permanente de diferentes elementos de bioseguridad, se encuentra el costado familiar de cada integrante de los trabajadores de salud que, con un desgaste psicológico tremendo, concluyen cada jornada de trabajo y vuelven a su hogar extremando medidas de seguridad para no poner en peligro a sus familias.

Ese es el otro “desgaste profesional” que se suma a los contagios o a los aislamientos preventivos que van reduciendo peligrosamente a los planteles profesionales y a tal punto, que en las últimas horas los propios médicos intensivistas hicieron conocer un “reclamo solidario” a la comunidad en general para que se cuide porque “estamos más allá del límite de nuestro esfuerzo”.

Te puede interesar
Preocupación en el puerto deseadense: tres estibadores dieron positivo de Covid-19

Crisis instalada

Mientras tanto, el Covid-19 mantiene su agresiva presencia en la ciudad y en la zona, lo que se refleja en cada parte diario oficial en el que se refleja la cantidad de contagios y de lamentables fallecimientos, víctimas fatales que ayer sumó a tres adultos mayores a la fría cifra estadística, mientras que otros varios abuelos, contagios, se colocan entre los pacientes de alto riesgo.

A pesar de los elementos sanitarios que se suman o a las camas que se agregan en nuevos espacios de internación, la crisis sanitaria está instalada en el conglomerado Comodoro Rivadavia-Rada Tilly; aún con nuevos equipos lo que está faltando, como uno de los engranajes más importantes en esta maquinaria bélica contra la pandemia, es el personal de salud… enfermeras, camilleros choferes de ambulancias o médicos, agotados física y mentalmente que comenzaron a reclamar “solidaridad responsable” a la sociedad en general.

Comentar
- Publicidad -