Herrera: “Si cada uno sale a hacer lo que quiere, vamos a tener una catástrofe sanitaria más grave”

Herrera: “Si cada uno sale a hacer lo que quiere, vamos a tener una catástrofe sanitaria más grave”
Juan Carlos Herrera. Presidente del Colegio Médico.

El presidente del Colegio Médico del Sur, Juan Carlos Herrera en diálogo con Crónica se refirió a la solicitada que la institución publicó en la edición de ayer de este diario. El médico analizó algunos pasajes puntuales del mensaje e hizo hincapié en la necesidad de mejorar la comunicación a la hora de dirigirse a la comunidad y comunicar hechos puntuales referidos a la pandemia.

Además, fue muy crítico al hablar del sistema sanitario de Comodoro: “Para hablar de tranquilidad, deberíamos estar hablando de un cincuenta por ciento de ocupación, pero en nuestro caso hablamos de más de un ochenta por ciento”, dijo.

En el transcurso de los últimos días, las autoridades médicas de la provincia advirtieron que el sistema sanitario de la provincia está al límite, teniendo como parámetro que, el foco principal de contagios es Comodoro Rivadavia, la ciudad más grande de todo Chubut. En la edición de este martes de Crónica, el Colegio Médico del Sur publicó una solicitada en donde hizo foco en esta cuestión.

Juan Carlos Herrera, presidente de la institución, profundizó el tema en conversación con este medio y sostuvo que “cuando uno ve los números de ocupación de camas y de recurso humano, tiene que tener en cuenta que eso es algo que va variando en el día a día. Tenemos gente que ingresa pero también gente que egresa, porque mejoró o porque lamentablemente falleció, y toda esa gente va dejando lugares”, planteó en primer término el médico.

La falta de intensivistas

“En Comodoro estamos al borde de la saturación. Para hablar de tranquilidad, deberíamos estar hablando de un cincuenta por ciento de ocupación, pero en nuestro caso hablamos de más de un ochenta por ciento. No solo estamos complicados por el covid, sino también por otras patologías que requieren terapia intensiva. La ciudad cuenta con terapias intensivas, pero están al límite. El problema no es el lugar físico o la aparatología, sino el recurso humano. Es muy difícil capacitar a un especialista en terapia intensiva, no es algo que se hace de una semana a la otra. Implica un entrenamiento muy estricto y severo. Un médico, por más buen médico clínico que sea, le cuesta mucho ingresar a una terapia y moverse al mismo nivel que un intensivista. Estos médicos, muchas veces tienen que hacer guardias de hasta doce horas, tienen que estar lejos de su familia y tienen un ritmo de trabajo muy intenso”, reflexionó Herrera.

Te puede interesar
Se confirmó otro caso positivo de Covid-19 en Rada Tilly

Volver a un ritmo normal

El presidente del Colegio Médico del Sur confió en que, luego de la pandemia, esta ciudad vuelva a un ritmo normal de ocupación de camas y el recurso humano pueda estar más relajado.

“Es complicado armar un plan para equipar exactamente a una población, a un núcleo poblacional. La pandemia lo que hizo fue incrementar notablemente la necesidad de camas. Las demás patologías no puedo decir que se han manejado con holgura, pero sí con más comodidad. Yo diría que, pasada la pandemia, volveremos a un ritmo en donde las cantidades más o menos estén acorde con la población”.

Tarea de sociólogos

Por otra parte, Herrera habló sobre otro de los temas en los que se hizo hincapié en la solicitada de este martes: la falta de compromiso de la gente. “Se siguen realizando reuniones familiares, fiestas y eventos con traslados de personas fuera de sus domicilios, provocando los contagios y fallecimientos que todos los días siguen mostrando las estadísticas”, decía el mensaje publicado por el Colegio Médico.

Respecto a esto, el profesional de la salud advirtió que, más que ser una tarea de la medicina, la concientización tiene más que ver con el accionar de los sociólogos. “Más que para la medicina y la epidemiología, me parece que esta es una tarea de la que tendría que ocuparse la sociología. Hoy el contexto ha cambiado mucho con el auge de los medios de comunicación y la aparición de las redes sociales. Todo esto hace que mucha gente tenga la cabeza quemada, escuchando mensajes que son absolutamente negativos. Yo diría que hay que trabajar con un grupo de sociólogos y gente que maneje bien el comportamiento humano en gran escala, para ver qué tipo de mensaje habría que bajar. Creemos que aumentar la dureza de las medidas de aislamiento no es la solución, no tendría efecto, la gente seguiría violando la cuarentena, excepto que se cuente con un recurso humano suficiente para hacer los controles necesarios”.

Te puede interesar
Estudiantes de Enfermería y Medicina colaboran con el operativo Detectar

“Machacar sobre lo que ya se conoce”

Juan Carlos Herrera profundizó su análisis y resaltó la necesidad de mejorar la comunicación a la hora de hacer anuncios referidos a la pandemia. En esta línea, pidió a las autoridades sanitarias que “machaquen permanentemente sobre lo que ya se conoce, porque hasta que no aparezca la vacuna, no tenemos otra forma de protección que las medidas que ya conocemos. No hay otro método más eficaz que el distanciamiento”.

“Hay cosas que se dicen que la verdad no hacen bien; lo que están haciendo es quemarle la cabeza a la gente”

Por último, el titular del Colegio Médico del Sur se refirió a otro de los temas en los que se hizo hincapié en la solicitada de ayer: la desinformación y el uso político de la pandemia en Argentina.

El médico dijo que si bien esto no se ha visto tanto en Comodoro Rivadavia, sí ocurre que muchas personas de la ciudad consumen medios de comunicación nacionales, en donde algunos hablan de cosas que en realidad no son.

“Hay cosas que se dicen en las marchas, que dice la propia gente, algunas argumentaciones que la verdad no hacen bien. Dicen que la vacuna podría modificar el ADN, o que lo que dice el gobierno y los infectólogos no es verdad, que son conspiraciones para que después la industria farmacéutica salga beneficiada con la fabricación de la vacuna. Me parece que lo que están haciendo es quemarle la cabeza a la gente, no aquellos que se manifiestan, pero sí lo que esa gente genera en muchos que tienen dudas y no se informan adecuadamente. Se generan dudas y el cansancio de la población se exacerba. Tenemos que tener presente que si cada uno sale a hacer lo que quiere afuera, vamos a tener una catástrofe sanitaria mucho más grave que la que ya tenemos”, concluyó Herrera.

Comentar
- Publicidad -