En el NOA hubo aumentos de contagios y cambio de ministros

En el NOA hubo aumentos de contagios y cambio de ministros
Muchas provincias que al comienzo de la pandemia registraban pocos casos debieron retornar a la fase 1 de aislamiento.

La región registró al comienzo de la pandemia una limitada circulación del virus, pero esta se incrementó en las últimas semanas poniendo al sistema de salud en alerta en varias provincias.

Las provincias del Noroeste Argentino (NOA) se destacaron desde el inicio del aislamiento por presentar los menores números de casos de coronavirus, al punto que Catamarca recién reportó su primer infectado en julio, pero la transmisión comunitaria revirtió la situación en las últimas semanas y puso al sistema de salud en alerta y provocó el cambio de autoridades en el Ministerio de Salud de Salta.

Reporte en el NOA

Jujuy, que inició el aislamiento con medidas drásticas y multas de hasta un millón de pesos que la habían llevado a implementar un aislamiento administrativo y a promover el turismo interno, registra desde las últimas semanas un elevado nivel de contagios, especialmente en las ciudades de San Pedro, cuyo hospital está saturado de pacientes, y San Salvador de Jujuy, que concentra la mayor cantidad de infectados.

Aún se mantienen las restricciones de circulación por terminación del DNI (par o impar), además de operativos sanitarios en busca de personas sintomáticas y se reforzó la atención por telemedicina para descomprimir los hospitales.

Las camas en los hospitales críticos estaban al borde del colapso pero con la llegada de nuevos respiradores enviados por Nación se amplió la capacidad.

Los contagios, que superan los 13 mil, afectaron incluso al gobernador Gerardo Morales y el vicegobernador Carlos Haquim (ambos recuperados), además de funcionarios provinciales, intendentes y comisionados municipales.

Te puede interesar
Brasil superó la barrera de los 150.000 muertos por coronavirus

Salta atravesó una cuarentena tranquila hasta agosto, cuando la curva de contagios comenzó a elevarse y develó las flaquezas de un sistema sanitario vulnerable, que estuvo al borde del colapso y que motivó incluso el cambio de las autoridades del área en la provincia ante la necesidad de brindar respuestas ágiles y precisas.

El 17 de marzo, cuando se confirmó el primer caso de coronavirus, comenzó en Salta un dilatado trayecto hasta principios de agosto, con algunos picos en el norte salteño, primero en Orán y luego en Tartagal.

En ese camino, una de las principales preocupaciones expresada por el gobernador Gustavo Sáenz fue la seguridad en el área de frontera, sobretodo en el límite con Bolivia, que posee numerosos pasos clandestinos y tras una reunión con el presidente Alberto Fernández, en Buenos Aires, se aumentó la presencia de efectivos de Gendarmería Nacional y la colaboración del Ejército.

El aumento de casos se hizo vertiginoso en septiembre; se duplicaron en 13 días pasando de 3.731 el 3 de septiembre, según el reporte provincial, a 7.571 el día 16.

Esas curva más los problemas existentes en el sistema sanitario salteño, que prácticamente colapsó en la primera semana de septiembre, motivó el cambio de autoridades en el Ministerio de Salud Pública, que quedó en manos del exgerente del hospital Señor del Milagro, Juan José Esteban.

Santiago y Catamarca

En Santiago del Estero, el 14 de septiembre se cumplieron seis meses desde que “ingresó” por primera vez el coronavirus a la provincia con un joven de la ciudad de Selva que había regresado desde Córdoba, en donde estuvo con su novia quien tenía Covid-19; y desde ese entonces por cuatro meses hubo sólo 40 casos.

Te puede interesar
A 11 días del contagio, Trump recibe el alta al no haber riesgo "de que transmita el virus a otros"

Sin embargo, desde el 4 agosto el “caso 41” cambió toda la situación, ya que ese paciente mantuvo diferentes reuniones sociales y familiares y los casos se dispararon; al punto que en casi 40 días sumaron 2.120 personas con Covid-19, de los cuales 1.402 permanecen activos y fallecieron un total de 28 personas.

Ante ello, el Gobierno dispuso medidas de restricción en las ciudades Capital y La Banda: “La pandemia se fue abordado desde la complejidad que tiene, para lo cual desde febrero ya comenzamos a prepararnos en nuestra provincia”, dijo a Télam la ministra de Salud, Natividad Nassif.

Catamarca fue la última provincia del país en registrar el 3 de julio su primer caso de coronavirus, tras 105 días sin contagios, y se trató de un transportista proveniente de territorio bonaerense.

La ministra de Salud Claudia Palladino dijo a Télam que la situación hoy genera “preocupación” debido a la presencia de diferentes focos del virus.

“Estamos en pleno bloqueo de casos, el 30 de agosto comenzamos con un nuevo brote que tiene punto de partida en dos ejes, uno era de transportista y su familia y otro de un importado donde hubo un no cumplimiento de cuarentena y generó toda la otra línea de contagios”, comentó.

Comentar
- Publicidad -