Bajó a comprar helado, le robaron el remís y luego se lo chocaron

Bajó a comprar helado, le robaron el remís que había dejado con llaves puestas y luego se lo chocaron

“La ocasión hace al ladrón” dice un trillado refrán que, al parecer, no tuvo en cuenta un trabajador del volante en las últimas horas de la tarde de ayer. A eso de las 20:10 el conductor de un Ford Fiesta color blanco abocado al servicio de remís circulaba por calles del sur de la ciudad cuando de pronto detuvo la marcha y descendió para comprar helado en un comercio de la avenida Roca casi Kennedy.

Dejó las llaves puestas y, quizás, el motor encendido, pensando tal vez que entraba, compraba y salía enseguida. Lo cierto es que un furtivo ladrón aprovechó la ocasión y vio tentador el Ford Fiesta y se marchó del lugar. Cuando el remisero se percató, llamó inmediatamente a la policía y estos a su vez transmitieron a toda la red policial características del vehículo sustraído.

Alguien alertó de haberlo visto descender por Kennedy en dirección al barrio 30 de Octubre. Posteriormente, se alertaba que dicho vehículo había sido abandonado sobre la avenida Chile, frente a la Escuela provincial 155, o sea, cerca de la avenida Constituyentes.

Cuando la policía llegó al lugar, habrían constatado que, desgraciadamente, el auto Ford Fiesta había colisionado contra la parte trasera de un automóvil Volkswagen Gol Power que estaba estacionado. Los daños en ambos vehículos eran considerables. Como era de esperar, el ladrón había desaparecido.

Comentar
- Publicidad -