Morir en la calle

Morir en la calle

No lo mató la pandemia oscura que golpea al mundo entero. Murió por su avanzada edad y un paro cardiorrespiratorio que lo sorprendió caminando y no le dio tiempo siquiera de llegar a su casa. El bastón que acompañaba al anciano, quedó a centímetros de su cuerpo inerte, entre calle y vereda.

Ocurrió alrededor de las 17:30 hs. de ayer, sobre el Pasaje Los Patos al 2100, del barrio Jorge Newbery. Familiares y algunos vecinos miraban atónitos el triste escenario de la muerte.

Anoche, personal policial de la Seccional Segunda de Policía tramitaba su certificado de defunción.

Comentar
- Publicidad -