Dessein: “Hay que tener cuidado con cercenar la libertad de expresión de la gente”

Dessein: “Hay que tener cuidado con cercenar la libertad de expresión de la gente”

Daniel Dessein, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), en diálogo con Crónica realizó un exhaustivo análisis sobre el tema libertad de prensa y las limitaciones que esto tiene en el actual contexto mediático. El periodista puso el foco de análisis en la actividad de las grandes organizaciones comunicacionales y planteó la necesidad de que haya regulaciones, pero siempre resguardando la libertad de expresión.

En primer término, el comunicador resaltó -al igual que otros expertos en la materia- que hoy por hoy, la comunicación en las redes sociales está en auge. Eso es algo que queda muy claro si, por ejemplo, se observa la explosión que han tenido los medios de comunicación en este tipo de plataformas, incluso con niveles de espectadores más altos que en los propios sitios de los diferentes medios, o más bien multimedios, teniendo en cuenta la transformación que atravesaron algunas empresas periodísticas. “La relación con las plataformas en los medios, la libertad de expresión, es algo que está en pleno movimiento, con una dinámica muy grande. Se ven una cantidad de cuestiones que van desde la injerencia en los procesos democráticos, la proliferación de las noticias falsas, el uso de los datos privados, la destrucción del empleo y de empresas intermediarias, la captura masiva de publicidad. Todo esto afecta la viabilidad de los medios de comunicación”, señaló el también abogado.

“Hay una cantidad de cuestiones en debate que se profundizaron a partir de una serie de acontecimientos. Como ejemplos, podemos citar la elección presidencial de Donald Trump, el Brexit, las propuestas de regulación de la Unión Europea sobre derechos de autor. A partir de esto se pusieron en movimiento una cantidad de cuestiones legislativas y judiciales dentro del debate público. Otro ejemplo puede ser lo que dijo el gobierno australiano hace un tiempo sobre las plataformas y medios de comunicación.

Se planteó que, si no se ponían de acuerdo sobre algún tipo de remuneración, el propio gobierno iba a establecer un canon que iban a tener que pagar. Facebook dijo que si esto sucedía, directamente se iba de Australia, y eventualmente de cualquier otro país que haga algo similar. En su momento, Google retiró Google News de España cuando se hizo esto mismo”.

Cuidado con la libertad de expresión

Dessein remarcó la necesidad de tener “cuidado” con afectar la libertad de expresión de la ciudadanía y encontrar un cierto equilibrio dentro de esta cuestión. En este sentido, habló sobre abusos de posición dominante que existen en las plataformas digitales. Para ejemplificar esto último, se refirió a lo que son las búsquedas en internet y la preponderancia que tiene el afamado buscador Google, un escenario que se repite al hablar de redes sociales, teniendo en cuenta que las más populares son Facebook, Instagram y Whatsapp, todas propiedad del empresario estadounidense Mark Zuckerberg. ¿El resto? Corren desde atrás.

“La subsistencia de una cantidad de empresas en distintos rubros de la economía, la subsistencia de los medios de comunicación, la posibilidad de que quienes generen contenido, sea música, libros o películas, esté debidamente tutelada, es algo que está en discusión. Son muchas cosas en juego en este momento, me parece que hablamos de un problema complejo, delicado y sensible, que en este momento está en pleno tratamiento y evolución. La propia sociedad está empezando a aceptar este debate. Creo que esto es algo que exige, por parte de los distintos gobiernos, una mirada mucho más intensa y más activa para empezar a fijar ciertos parámetros y regular la actividad de estas organizaciones, pero hay que tener cuidado con cercenar la libertad de expresión de la gente”.

“Hay que proteger la viabilidad de los medios y fortalecer la democracia”

Por otra parte, el periodista puso el foco de análisis en las diferentes legislaciones a nivel mundial que plantean la imposibilidad de legislar en contra de la libertad de expresión y remarcó además que el poderío de las grandes empresas de comunicación, entre las cuales se puede incluir a las redes sociales, muchas veces plantean una distorsión de la realidad.

“Todas las constituciones modernas del mundo se refieren en sus postulados a este tema. Se habla de la imposibilidad de legislar en contra de la libertad de expresión. Con esto, me parece que hay que tener una mirada un poco más dinámica, que entienda que la acción de las grandes empresas tecnológicas puede afectar esa libertad, ya sea por condicionamientos económicos o por grandes distorsiones. Esto incluso podemos verlo en procesos electorales. El funcionamiento de la democracia empieza a trastabillar cuando un porcentaje muy grande del electorado recibe noticias falsas y elementos que distorsionan la imagen de los candidatos”, sostuvo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de ADEPA.

En esta línea, Dessein planteó que muchas veces en procesos electorales se busca influir hasta de manera científica en la decisión de la población, poniéndose sobre el tapete una serie de cuestiones “novedosas y muy peligrosas” que pueden condicionar principios básicos de la lógica democrática. “Por supuesto que podemos caer en regulaciones muy negativas. Esto lo vemos, por ejemplo, en países asiáticos que tienen leyes contra las noticias falsas. Esto es algo que en definitiva es impuesto para controlar el periodismo, y finalmente afecta la libertad de prensa. Hablamos de leyes que tienen postulados supuestamente beneficiosos y que pretenden regular la libertad de expresión. En realidad, lo que hacen es dañar la libertad de expresión y el periodismo”.

“El periodismo es un antídoto y una vacuna. Es algo que previene las distorsiones en cuanto a la desinformación, proporcionando elementos a la ciudadanía para que pueda nutrir su decisión en el plano democrático, pero al mismo tiempo es también un antídoto, porque una vez que se genera la contaminación en el ecosistema digital, con la difusión de noticias distorsivas y campañas de desinformación, la prensa es la que empieza a limpiar toda esa contaminación. Hay que chequear la información, jerarquizarla, contextualizarla, interpretarla, difundirla y estimular el debate público. Creo que hay que generar marcos legales para proteger la viabilidad de los medios y para fortalecer la democracia”, concluyó el abogado.

Comentar
- Publicidad -