Robaron en una pollería y volvieron más tarde con la misma intención

Robaron en una pollería y volvieron más tarde con la misma intención

Ingresaron por la mañana a una pollería del barrio Ceferino y se apoderaron de costosas máquinas y mercadería, no pasaron 24 horas y nuevamente concurrieron al lugar con intenciones de robo pero esta vez fueron detenidos. La propietaria lamentó que el esfuerzo diario que hacen se viera afectado ante estas maniobras.

Alrededor de las 8 de la mañana del día sábado, delincuentes ingresaron a la pollería “Qué muslo” ubicada en avenida Kennedy al 1.600 del barrio Ceferino y se apoderaron de numerosos elementos, los propietarios al llegar se encontraron con el desastre y para no interrumpir sus horas de trabajo concurrieron por la noche a la Seccional Cuarta de Policía para radicar la correspondiente denuncia pero tras salir del negocio los malvivientes nuevamente fueron al comercio.

“Nos avisaron que habían entrado a robar durante la mañana, se llevaron la cortadora de fiambre, una termoselladora y toda la mercadería” señaló Daniela Yoselie propietaria de la pollería en diálogo con Crónica y continuó: “A la noche fuimos a la Comisaría a hacer la denuncia, a las 22 estábamos ahí cuando escuchamos que estaban pidiendo un móvil porque habían entrado de vuelta. Rompieron la puerta e hicieron destrozos, se llevaron cajones de cerveza, rompieron mercadería que había quedado. Agarraron a cuatro chicos, dos menores y dos mayores”.

Robaron en una pollería y volvieron más tarde con la misma intenciónAsimismo, la damnificada explicó que “estamos en este negocio hace dos años y es la primera vez que nos pasa esto. Son chicos conocidos que vienen a comprar, uno viene con una clienta, nunca vimos nada raro, venía siempre, compraba y se iba a su casa” y sostuvo que advirtió que se trataba de estas personas cuando estaba en la comisaría y llevaron a los mismos en calidad de detenidos; “intentaron esconderse en la escuela cuando salieron corriendo pero la policía los agarró” mencionó.

Te puede interesar
Dos detenidos tras una persecución y ataque a efectivos policiales de Sarmiento

Miedo

Bajo este panorama, Yoselie se lamentó y dijo que “esto te da odio porque uno está todos los días acá trabajando, hacemos horario corrido y estamos todo el día. Estarían mirando cuando nos fuimos y volvieron a entrar, cuando llegamos habían cosas tiradas afuera, estaba todo dado vuelta. Siempre te queda el miedo porque no sabés qué pueden hacer o cómo pueden reaccionar”.

Costoso

Sobre los elementos sustraídos por la mañana, la mujer precisó que la cortadora de fiambre está valuada en unos 160 mil pesos, y la termoselladora en 60 mil; “te da bronca porque la van a vender por dos mangos, el jueves llegó mercadería y teníamos las heladeras llenas, en fiambre se llevaron entre 30 y 40 mil pesos” precisó y aseveró que “mucho no sabemos sobre estos elementos, uno de ellos dijo saber dónde estaban, veremos qué pasa. Por lo pronto los vecinos dijeron que van a estar más atentos pero esperamos que no nos pase más”.

Con frondoso prontuario

Por el robo en la pollería “Qué muslo” el sábado entre las 22 y 23 horas efectivos policiales lograron detener a los cuatro delincuentes que habían ingresado en flagrancias, tratándose de Pablo Matías Baheza de 33 años de edad, Agustín Fernando Ancao de 22 años, T.A. de 16 y J.A.H también de 16 años, todos ellos fueron sorprendidos en el interior del local cuando intentaban apoderarse de elementos en el interior del comercio, entre ellos bebidas alcohólicas y un microondas pero al notar la presencia policial intentaron escapar pero no pudieron dado que varias unidades se habían hecho presentes para evitarlo.

Te puede interesar
Cinco detenidos y el secuestro de armas, drogas y dinero en moneda nacional y extranjeras

En el caso de Baheza, se trata de un sujeto con extenso prontuario por delitos contra la propiedad, tentativa de robos y hurtos quien es conocido por los efectivos policiales.
Tras la detención de los malvivientes, se informó la novedad al Ministerio Público Fiscal quedando todos ellos a disposición de la Justicia, así como los mayores fueron imputados por la Justicia Federal incumplir con el artículo 205 del Código Penal Argentino, trasgredir la cuarentena.

En tanto, desde Criminalística trabajaron en el lugar, levantando rastros parciales y huellas en el comercio.

Comentar
- Publicidad -