El cuerpo de una mujer debía ser trasladado desde Las Heras a Río Mayo pero el chofer nunca apareció

El cuerpo de una mujer debía ser trasladado desde Las Heras a Río Mayo pero el chofer nunca apareció

Pese a realizar todos los trámites para que se efectuara el traslado de una mujer oriunda de Río Mayo quien se encontraba en Las Heras, el chofer no concurrió a buscar el cuerpo y familiares sostuvieron que el mismo estaba en estado de ebriedad.

Durante la jornada de ayer un reclamo llegó a la redacción de Crónica debido a que una mujer de 101 años falleció de causas naturales en la localidad de Las Heras, Santa Cruz donde se encontraba eventualmente pero debía ser trasladada a Río Mayo, Chubut para recibir cristiana sepultura. Pese a que se tramitó toda la documentación durante el fin de semana y con el esfuerzo que ello implica, el chofer que debía retirar el cuerpo nunca llegó y familiares indicaron que su ausencia se debió a que estaba borracho.

“Ayer (sábado) por la mañana falleció mi abuela Rosario Nauto Aguilar, entonces averiguamos todo el protocolo para que la derivaran. Ella abonaba el servicio de la Cooperativa de Río Mayo mensualmente estando incluido el servicio de sepelio, entonces mi primo que vive allá empezó a indagar y le dijeron que pedían certificado de defunción, de traslado e inhumación para buscarla. Pero no es así el procedimiento” señaló Walter Ledesma, nieto de la fallecida, y apuntó “en pleno sábado y en época de pandemia todo se complica bastante me tuve que movilizar a las comisarías, ver gente que estaba de franco, ir hasta sus casas hasta llegar a la señora del Registro Civil que es quien certifica el traslado para retirar el cuerpo del Hospital y nos indicó que cuando llega el vehículo del servicio de sepelio con el cajón ubican el cuerpo y se entregan los papeles de defunción y certificados y ellos llevan los papeles al registro para que se haga el certificado de traslado, cuando llegan a Río Mayo recién se haría el certificado de inhumación”.

De esta forma, Ledesma planteó que su primo habló con un hombre de apellido Alán quien sería el chofer y tenía que coordinar para efectuar el traslado quien le manifestó que si su jefe le daba la orden lo haría “eran las 14 horas y estaba en estado de ebriedad y tenía otro asado programado para la noche pese a la pandemia. El viaje tenía que hacerse a las 10 de la mañana del domingo pero nunca apareció. Me parece que es una falta de respeto porque es su trabajo, no algo que hace como gauchada” sostuvo.

Así, nuevamente el primo concurrió en busca del hombre y recién sobre las 12:30 lo ubicó en estado de ebriedad sin la posibilidad de manejar, según manifestó Ledesma “concurrió tres veces a buscarlo sin respuesta y quiso hablar con el presidente de la Cooperativa Enrique Reggiani, pero tampoco atiende. Quise comunicarme hoy (por ayer) y no tuvimos respuestas, vamos a tener que esperar al lunes a ver qué nos dicen, si van a venir, si tienen ganas de venir” señaló.

Finalmente, el hombre lamentó “entiendo que es fin de semana y el tema del virus pero ellos tienen que hacer su trabajo, la documentación y todo estaba, faltó que vengan y me parece muy mal de su parte. Hoy nos pasó a nosotros y no se puede repetir, tiene que haber sanciones. Me da mucha impotencia y no me parece justo para mí ni mi familia”.

Comentar
- Publicidad -