“Estoy esperando el momento de defender el uno”

El piloto nacional de picadas, Juan Carlos Lagoa (Chevrolet), campeón nacional 2019 en la categoría 300 Libre en Wilde (Avellaneda), en diálogo con Crónica aseguró que este año prácticamente está perdido, aunque espera defender el “uno”. Se sigue trabajando en el desarrollo del auto, con la meta firme de ayudar en la actividad local y llevar pilotos de Comodoro a competir a Buenos Aires cuando pase la pandemia.

En Comodoro Rivadavia la actividad está totalmente paralizada, más allá que ya está listo un protocolo Covid-19 para poder volver a probar. Pero las mismas no están autorizadas.

"Estoy esperando el momento de defender el uno"
El piloto comodorense con su Chevrolet, camino a la línea de largada.

“Estoy en contacto a nivel nacional con pilotos y dirigentes. En constante comunicación con Daniel Bonatey, que está a cargo del autódromo del Gálvez y el Picódromo de San Pedro. Ellos retomaron la actividad el día domingo pasado, a partir de las 10 de la mañana solo para un cupo de 30 autos. Se inscribieron 300, hacían unas 4 o 5 tiradas por auto. Y a medida que se iba desalojando el autódromo dejaba lugar para ingresar otros autos, pero manteniendo los 30 en actividad. Solo piloto, mecánico y acompañante, con estricto protocolo Covid. Barbijo, no se pueden despegar del auto, no pueden tener contacto con otros equipos o juntarse. Les fue bien en las pruebas, si no alcanzaron a tirar todos los 300 inscriptos. Y ahora por eso le habilitaron el Picódromo de San Pedro. Entonces tirarán el sábado próximo y en el Gálvez será el domingo, todo la próxima semana. Pero solo pruebas, no competencia”, expresa Juan Carlos Lagoa.

"Estoy esperando el momento de defender el uno"
Juan Carlos Lagoa, se consagró campeón nacional 2019 en la categoría 300 Libre en Wilde (Avellaneda).

Los trabajos en el Chevrolet en marcha

El picador de Comodoro Rivadavia, integra un grupo de whatsapp donde están más de 400 pilotos de la actividad. “El año ya está perdido. Las pistas nacionales ya no serán las mismas, porque no tendrán el mismo grip. En el Gálvez la pista estaba lavada, nada de goma, porque hace unos cinco o seis meses que no había actividad. Esto hace que los autos se vayan para atrás en los tiempos. Y el que tenía proyectos este año no pudo hacer nada”.

“En mi caso, a mi auto lo hice desmantelar todo para verificar la soldadura. Mejorar la jaula para más seguridad, cambiamos suspensión, alivianamos, cambiamos estética, avanzamos con el motor. Le darán un poquito más de potencia. Se le pondrá otra caja, otro equipo de nitro, para apuntar a defender nuestros tiempos que logramos. Existe gente muy grosa, con motores turbo más de 1500 caballos, es impresionante lo que están gastando. Pero como está parado todo, no pueden hacer mucho”, expresa Juan Carlos Lagoa.

“Estoy más pensando en volver a Comodoro”

Por una cuestión económica solamente hará esos cambios y no grandes inversiones. “Yo, estoy más pensando en volver que de seguir. Mi idea a principios de este año era seguir uno o dos años más y volver a Comodoro, quedarme en mi ciudad. Este año se perdió. Ahora habrá que esperar que pase la pandemia que nos ha golpeado a todos. Yo, estoy con la panadería, respetando todos los protocolos, solo trabajando y en casa”.

“Los chicos que están allá si quieren pueden probar el auto, no hay problemas con eso, existen chicos con el mismo sistema que pueden probar mi auto. Estamos también motivados para hacer pruebas en Comodoro junto con el chino Fernando Avila. Al volverse de fase no pudimos probar, lo mismo le pasó a las categorías de pista. Habrá que esperar, los protocolos están aprobados, y llegado el momento tendremos que tirar los autos a pista con todo lo necesario que se deba cumplir”, asegura Juan Carlos Lagoa.

También tienen previsto un sistema de higienización o desinfección para rociar los autos al acceso al autódromo General San Martín para cuando se habilite la actividad. “Igual tenemos gente de Santa Cruz y del Valle que vienen a picar. Hoy, creo que estamos en las mismas condiciones que los pilotos de las categorías de pista. Lo ideal sería que estén todos los pilotos. Y tal vez una fecha inicial de pruebas serviría para ver cómo preparar todo cuando vengan los demás pilotos”.

“Dejame agradecer a toda la gente del Gálvez hasta Wilde, San Pedro, todos los equipos de Buenos Aires, que siempre me mandan mensaje, me apoyan en todo. Tanto en lo sentimental como piloto y amigo. A la gente de Comodoro y que me apoya. A los sponsor que siempre están acompañando. Decirle que cuando se pueda viajaré a Buenos Aires a defender el “uno”, y luego hacer la actividad en Comodoro. Que los chicos disfruten, con mi compromiso de llevar a la gente nuestra a correr en el Gálvez.

Hasta que no lo logre no voy a parar”, dimensionó el piloto nacional de picadas, Juan Carlos Lagoa.

Comentar
- Publicidad -