Por un “problema de comunicación” no había sido notificado y seguía hostigando a su ex

Por un “problema de comunicación” no había sido notificado y seguía hostigando a su ex

El hombre cuenta con más de 51 denuncias y goza del beneficio de arresto domiciliario en Lago Puelo donde reside su hermana, pero continuaba hostigando a su expareja a través de redes sociales dado que no había sido notificado de las restricciones vigentes.

En el mes de agosto, Emanuel Jesús Caruso fue trasladado desde la Alcaidía Policial a la localidad de Lago Puelo para cumplir con arresto domicilio en la casa de su hermana, en virtud de las causas en trámite en su contra por amenazas y hostigar a su expareja, Natalia Cabrera, quien este año decidió hacer público el calvario que vivía ante la falta de respuestas de las autoridades judiciales teniendo en cuenta que son decenas las causas en trámite en su contra por diversos hechos, incluyendo la difusión de material íntimo de ella en páginas pornográficas, abuso y reiterados incumplimientos a prohibiciones de acercamiento.

Ahora, la víctima denunció ante la Comisaría de la Mujer de la Zona Norte que el hombre, pese a la situación, continúa llamándola por teléfono y a través de perfiles falsos de Facebook sigue viralizando videos y fotografías íntimas de ella, además de ingresar a su cuenta personal en redes.

En diálogo con Crónica, Natalia expuso: “No me llamaron los fiscales todavía, los llamé antes y envié mensajes con las capturas de lo que escribió en Facebook, comentando noticias pero no hubo novedades” y añadió que “la restricción salió el 15 de agosto nuevamente y ayer al mediodía (por el martes) llamé a la Comisaría de Lago Puelo para consultar y resulta que no estaban enterados porque no llegó la orden. No se controló que reciba la orden entonces como no estaba notificado hizo todo esto, incluso entró a mi perfil de Facebook. Cuando lo notificaron recién dejó de hacerlo”.

Asimismo lamentó que “la jueza de Familia dejó sin efecto la decisión que había adoptado y el 15 de agosto se dictó una nueva prohibición para que no vuelta a tener Facebook por tres meses. Tiene 51 denuncias por desobediencia en el Juzgado de Familia pero sigue buscando la manera de molestarme”.

De esta forma, ante la falta de respuestas, Natalia dijo sentirse desprotegida nuevamente, cuando se había indicado que se encargarían de velar por su seguridad y aseveró que “el único tiempo que mi familia estuvo tranquila fue cuando él estuvo detenido, no molestó a nadie. Ahora resulta que él se entera cuando caen las medidas al no ser notificado, incluso el sábado pasado llamó a la policía diciendo que mi prima, quien vive donde yo vivía cuando estaba con él, se quería suicidar. Fueron y era mentira, las mismas estupideces me hacía a mí. Queremos estar tranquilos”.

Comentar
- Publicidad -