Se agrava la situación social con una amplia convocatoria a trabajadores desocupados

Se agrava la situación social con una amplia convocatoria a trabajadores desocupados

Con una nueva negativa de atención y sin que se logre una pretendida reunión con el intendente de la ciudad de Pico Truncado, Osvaldo Maimó, alrededor de cincuenta familias mantienen de trabajadores desocupados volvieron a instalarse en cercanías del municipio santacruceño en el marco de una anunciada vigilia que, para el lunes próximo a las 9 horas, intentará reunir a los casi 300 desocupados –y sus familias- que perdieron su fuente laboral apenas iniciada la nueva gestión en diciembre pasado.

Los movilizados señalan que “a nueve meses de aquella injusta decisión política seguimos a la espera de la prometida ayuda social que nunca llegó, estamos siendo dejados en la calle con chicos, mujeres embarazadas y abuelos por no poder pagar un alquiler y tampoco se habilitaron ni siquiera los pocos puestos laborales que, nos aseguraron ya hace nueve meses, se abrirían para nosotros o por lo menos para las familias con mayor riesgo”.

Lucía Lázaro, una de las voceras de los desocupados, protestó ayer dentro del mismo municipio ante la presencia de un grupo de efectivos policiales, reclamando la presencia del intendente pero no logró su objetivo por lo que debieron desalojar las dependencias tal cual habían llegado, sin ninguna solución que morigerar la difícil situación de un creciente número de desocupados truncadenses que, luego de la frustrada reunión, comenzaron a organizarse para actuar en conjunto.

Te puede interesar
La Municipalidad invita a artistas locales a participar de los concursos de música del Fondo Nacional de las Artes

Reclamando no solo la falta de diálogo sino “las compras millonarias que realiza el intendente en vehículos, como la camioneta con la que va solo una hora al municipio”, los movilizados destacan precisamente el “uso discrecional que realiza de los fondos del pueblo porque, cuando hay niños, abuelos y mujeres que pasan hambre, el señor se da el lujo de “invertir” en vehículos que al menos no son prioridad en el marco de la crisis municipal actual”, señaló Lázaro.

Con la bronca de un nuevo y frustrado encuentro, los desocupados lanzaron un llamamiento a todos quienes estén en la misma situación “porque visto que no hay intenciones de dialogar y de tratar de encontrar soluciones consensuadas, ampliaremos nuestra presencia en el municipio y nos reuniremos el lunes próximo a las 9 de la mañana, para hacer oír nuestros reclamos con mayor fuerza”.

Comentar
- Publicidad -