Una industria Pesquera plenamente consolidada

La industria pesquera con historia que apuesta al valor agregado

La provincia de Chubut ha tenido durante los últimos años un importante crecimiento con la generación de empleo genuino a partir de la disponibilidad de dos principales recursos pesqueros: el langostino y merluza.

Según Awstin, hoy la industria pesquera da trabajo directo en toda la provincia a unos 10.000 operarios a los que se suman otro importante número de trabajadores entre camioneros, estibadores marineros y armadores que dependen principalmente de la explotación del langostino.

La industria pesquera con historia que apuesta al valor agregado

“Hemos logrado la instalación de grandes plantas pesqueras que abrieron y que han tenido continuidad en el tiempo; por ejemplo en Camarones donde se concentra una gran parte de la descarga de buques fresqueros no había plantas pesqueras, y hoy el pueblo tiene dos plantas que están trabajando muy bien procesando materia prima fresca; merluza y langostino y también algo de centolla”, detalló el funcionario provincial al mencionar, la instalación de otros emprendimientos relacionados con la industria pesquera que jerarquizan la actividad, como la flamante cámara de frío de Newsan que permite el almacenamiento de 3.000 toneladas de materia prima y la instalación de astilleros y talleres navales que generan empleo a partir de la contratación de mano de obra especializada.

Al referirse al langostino como la especie estrella que se captura tanto en aguas provinciales como en aguas nacionales, Awstin sostuvo que el procesamiento de langostino fresco en tierra tuvo un crecimiento exponencial ubicándose en algo más de 100 mil toneladas anuales, un volumen que alimenta unos 30 establecimientos pesqueros en toda la provincia.

Te puede interesar
SANY lidera el mercado de fabricación de maquinaria por décimo año consecutivo

“El langostino procesado en tierra es la principal fuente de empleo del sector, y en estos tiempos de pandemia las empresas tuvieron que amoldarse a las nuevas exigencias del mercado abandonado el clásico bloque de 6 kilos para mudarse a productos de mayor valor agregado con empaques de medio kilo listo para las góndolas de supermercados de distintos países de Europa y Asia”, explicó Awstin.

Respecto al número de barcos afectados a la pesquería, el titular de la cartera provincial de Pesca detalló que Chubut cuenta con varias flotas; 35 embarcaciones pertenecen a la flota amarilla y 45 a la flota artesanal, más 15 buques fresqueros de altura que operan también sobre la merluza en el puerto de Comodoro Rivadavia, y 35 tangoneros congeladores que operan sobre el crustáceo en aguas nacionales con una modalidad que consiste en el lavado y clasificado a bordo de langostino entero por tamaño en cajas de dos kilos que luego son congeladas en túneles de frío.

La esperanza en la anchoíta

Este año Chubut incursionó en una nueva pesquería, la del recurso anchoíta que se desarrolló con éxito con buques de la flota amarilla una vez finalizada la pesca del langostino en aguas nacionales. Awstin valoró esa decisión al destacar que durante la operatoria se capturaron 2.700 toneladas que fueron vendidas a Mar del Plata para abastecer la industria conservera y del salado. “En la provincia de Chubut que nunca se había pescado anchoíta tuvimos muy buenas capturas logrando reactivar el puerto de Rawson con trabajo para 220 estibadores que estuvieron involucrados en las descargas”, mencionó el funcionario.

Te puede interesar
SANY lidera el mercado de fabricación de maquinaria por décimo año consecutivo

Acotó que durante los dos meses en que la flota operó sobre el recurso se generó empleo para los marineros y armadores; y mencionó la posibilidad de que la anchoíta logre procesarse en Chubut. “Por el momento el procesamiento de la materia prima se hace en Mar del Plata, pero para el año que viene hay dos empresas que quieren instalarse en Chubut para explotar el recurso”, comentó Awstin para finalmente destacar que este año espera poder mejorar el ranking de las exportaciones globales de los productos pesqueros chubutenses, que el año pasado cerraron en 720 millones de dólares.

Comentar
- Publicidad -