Los pro y los contra del horario corrido en comercios que rige hasta el 31 de diciembre

Los pro y los contra del horario corrido en comercios que rige hasta el 31 de diciembre

Durante una ronda de consultas realizada al azar con algunos comerciantes sobre la última disposición horaria que rige en la ciudad, muchos se mostraron a favor del trabajo en horario corrido y a la nueva implementación del Centro Empleados de Comercio, la Cámara de Comercio y el Municipio que rige desde el lunes de esta semana y se extenderá hasta el 31 de diciembre. De igual modo aparecieron algunas consideraciones que no resultarían tan favorables para ninguna de las partes.

Kevin Contente, empleado de Tijuana, señaló a este diario que “la implementación sirve y ayudará a que la gente salga un poco más y estar al aire libre, recorrer vidrieras y efectuar compras les ayudará a despejarse. El horario corrido me parece correcto y es más flexible”.

Agregó que “también puede servir para que los empleados gasten menos dinero en pasajes de colectivos o combustible si se manejan en autos particulares. La verdad que está todo medio limitado por el tema del virus, pero hay que hacer todo lo posible para cuidarnos y llevar la cotidianidad de la mejor manera”.

Al ser consultado sobre el nivel de las ventas, Contente indicó: “hay días buenos y otros no tan buenos, pero hay que mantenerse firmes para poder salir adelante. No solamente nosotros somos los que tenemos días complicados y ojalá la pandemia termine rápido”.

Te puede interesar
Establecen nuevas medidas que estarán vigentes por 14 días

Por su parte María Elena Vázquez, encargada de Al Límite, destacó que “a nosotros en este momento nos sirve el horario corrido, porque se acercan los clientes habituales que no pueden en otro horario. El que no viene a la mañana, lo hace a la siesta, o sea que a nosotros dentro de todo nos sirve todos los horarios, desde la mañana que abrimos a las 10:30, hasta las 19 que estamos, pero también la nueva medida puede servir para que los empleados se ahorren pasajes de colectivos o combustible, porque en vez de hacer cuatro viajes, hacen solamente dos”.

Con respecto a las ventas, Vázquez señaló que “no son iguales a las de otros momentos o años. La gente no sale como antes, el dinero no circula y no hay trabajo, eso también varía, pero dentro de todo es mejor tener el local abierto que cerrado y no queda otra que implementar los protocolos correspondientes para que todos podamos estar bien. Ojalá termine pronto esto para volver a estar como antes y salir adelante a pesar de que todo ha cambiado”.

Mientras que Priscila Elgueta, encargada de Iphone Store, puntualizó que “por una parte sirve y por otra no. El tema es que en el centro desde que empezó la pandemia hemos estado con horario corrido, desde las 10 hasta las 19 horas y algunos comercios cierran al mediodía, entonces no quedan casi clientes en el casco céntrico. El horario está bueno, pero vemos muchos casos de clientes que son petroleros, quienes salen de sus trabajos a las 19, entonces no se les da la posibilidad de que vengan al local, y por eso a muchas personas no les conviene”.

Te puede interesar
Reportan 14.392 nuevos casos y el total ya supera los 750.000 desde el inicio de la pandemia

Cuestión de acostumbrarse

Finalizando, Elgueta enfatizó que “sería cuestión de acostumbrarse a los horarios. En Buenos Aires se manejan con horario corrido y nosotros nunca estuvimos acostumbrados a ello y la mayoría de los comercios estaban abiertos hasta las 21, perno quedará otra que acostumbrarse. Otro aspecto para destacar es que si los empleados trabajan en horario corrido deben sí o sí comer en el centro y hoy en día un menú no baja de 450 pesos y si todos los días debemos consumir eso no hay bolsillo que aguante. Favorece y no, pero esperamos que esto se solucione lo antes posible y trabajar normal”, culminó.

Comentar
- Publicidad -