Fuerte rechazo desde el sector gastronómico a los nuevos horarios para bares y restaurantes

Solicitarán una reunión al Comité de Crisis por la reducción horaria en locales gastronómicos
Un empleado de Carmelina's en el extremo norte de Boston

La presidenta de la Asociación Hotelero-Gastronómica de la Patagonia Central, Cristina Galand, se refirió en diálogo con Crónica a la medida anunciada este domingo para restaurantes y bares de la ciudad, que establece que el cierre deberá ser a las 21 horas. Galand rechazó enérgicamente la decisión adoptada por el Municipio y fue categórica a la hora de referirse a la situación general del sector: “Nadie aguanta más esta situación”, afirmó.
“El nuestro es un sector que viene muy golpeado. Fue el primero que se cerró, en el mes de marzo, nosotros ya estábamos recibiendo controles municipales para cerrar más temprano. Después, directamente tuvimos que cerrar durante un mes y medio, hasta que se aprobaron los protocolos.

Ahora, imaginemos a los dueños de restaurantes y bares cerrando durante un mes y medio su local, su emprendimiento, sin poder facturar ni recibir ingresos de ningún tipo y teniendo que cumplir con el pago de todas las obligaciones”, sostuvo en primer término la presidenta de los gastronómicos.

En esta línea de análisis, la entrevistada hizo hincapié en que, a partir del brote que se originó en el puerto de la ciudad, los restaurantes y bares tuvieron que cerrar nuevamente sus puertas por quince días, lo que implicó un costo grande, teniendo en cuenta que muchos comerciantes tuvieron que deshacerse de mercadería con la que contaban, para luego comprar nuevamente al reabrirse los negocios.

Te puede interesar
COVID- 19: Se verificaron 109.130 vehículos en Comodoro Rivadavia desde el inicio de la pandemia

“Durante todos estos meses, estuvimos trabajando con todos los protocolos que se implementaron, tuvimos un fuerte compromiso y seguimos estando comprometidos.

Tener que volver a cerrar ahora, para muchos directamente implica cerrar definitivamente. La gente sale a comer a las nueve de la noche, no antes. Tengamos en cuenta que nosotros tenemos que hacer frente al pago de impuestos, salarios, alquiler y otras cosas. Nadie aguanta más esta situación”.

“La ayuda económica que recibimos por parte del Estado municipal fue hasta el mes de junio y no se renovó. Estamos haciendo gestiones para ver si podemos lograr que el Concejo Deliberante interceda y renueve las medidas de excepción de algunos impuestos.

A nivel nacional, otra traba que tenemos es el hecho de que no se está tratando la Ley de Emergencia Turística. Tiene media sanción en el Senado, pero Diputados no la está tratando. Esa ley nos beneficiaría, no solo al sector gastronómico, sino al sector de turismo en su totalidad.

Hay gente que hoy no puede pagar la plata que pidió prestada, eran préstamos a noventa días y ahora no pueden empezar a pagar. No solo eso, sino que ahora tienen que volver a cerrar. El que abre un restaurante, lo hace porque quiere recibir gente en el lugar, no porque quiere hacer delivery”.

Te puede interesar
En lo que va de septiembre se registra un promedio de casi una muerte por día de covid

“Tenemos una feroz competencia en el mercado informal”

Por otra parte, Cristina Galand se refirió a la competencia que tiene el sector gastronómico con el mercado informal. Durante la cuarentena, ante la imposibilidad de pagar cuentas y el ahogo económico que muchos sufrieron, se vio un incremento de ventas informales en redes sociales de comida, algo que si bien ya sucedía antes, durante el aislamiento preventivo tuvo un incremento significativo.

“Esto es algo que ya existía en forma previa a toda esta situación que estamos viviendo, pero durante la cuarentena se incrementó notablemente. Antes de todo esto, ya podíamos ver gente vendiendo viandas en la calle o llevando a domicilio.

Nosotros comprendemos esto, pero no podemos competir de ningún modo con ellos. Hablamos de gente que no cumple con los protocolos, o quizá sí lo hacen, pero no tienen que pagar cargas impositivas, no pagan alquileres, sueldos ni aportes.

Queremos pedir al Municipio que interceda por nuestra situación. Sabemos que ellos son conscientes de lo que pasa con todos nosotros, nos apoyan. Sabemos que desde el Comité de Crisis, desde hace dos semanas quieren que se cierre por completo el sector, pero el Municipio intercede porque comprende a los empresarios”, concluyó la presidenta de la Asociación Hotelero-Gastronómica de la Patagonia Central.

Comentar
- Publicidad -