Familias truncadenses siguen reclamando una prometida ayuda social que no llega

Familias truncadenses siguen reclamando una prometida ayuda social que no llega

En el marco de la grave crisis económico-social que ya se vivía en la localidad de Pico Truncado, lo que se agravó con la pandemia y la posibilidad de encontrar trabajo, un grupo de casi cincuenta familias ha vuelto a instalar su reclamo ante el municipio luego de reiterados planteos realizados y que se sostenía con promesas de respuestas que nunca llegaron.

El grupo que sostiene su lucha son 190 familias pero en esta ocasión, alrededor de cincuenta fueron las que decidieron volver a hacer público sus reclamos ya que, tras los pedidos realizados en enero, mayo y en los primeros día de agosto y sin solución alguna a sus pedidos, la situación los colocan en “situación de calle”, debido a que este grupo ya no puede pagar alquileres y se los amenaza con desalojarlos.

Afortunadamente y a pesar de la intervención policial reclamada desde el municipio, “los efectivos nos entendieron, observaron que no queremos hacer destrozos y que la necesidad es real y de urgente atención, así que no nos reprimieron, y hablando acordamos alejarnos un poco pero sostener el pedido de atención”, señala Lucía Lázaro como referente de los movilizados.

A pesar de los momentos de tensión, durante la tarde, mientras se mantenía la vigilia de las familias –con varias mujeres de avanzada edad y hasta niños- se les volvió a prometer que “para el lunes o martes” podrían tener alguna respuesta. “Esperaremos a ver qué sucede, aunque con pocas esperanzas porque de las promesas anteriores no se ha cumplido nada”, señalaron.

Comentar
- Publicidad -