Para Brugna “hay un cierto grado de agotamiento, enojo, cansancio, rechazo y rebeldía a cumplir con las normas”

Para Brugna “hay un cierto grado de agotamiento, enojo, cansancio, rechazo y rebeldía a cumplir con las normas”

Jorge Brugna, médico infectólogo de Comodoro Rivadavia, en diálogo con Crónica se refirió a la situación actual que se vive en la ciudad en cuanto a la circulación comunitaria del virus Covid-19 y reiteró la importancia de las medidas sanitarias.

En este sentido, dijo: “me parece que la situación es esperable y no lo tomo como algo excepcional, ya que el sábado el número de contactos estrechos era 463 y el domingo ese número fue de 650, sumado a casi 30 casos positivos, pero esto quiere decir que seguimos sin respetar la distancia, nos reunimos en las casas, no usamos el barbijo y los números lo demuestran, entonces ¿cuál es el número de infectados que vamos a esperar tener?”.

Para Brugna “hay un cierto grado de agotamiento, enojo, cansancio, rechazo y rebeldía a cumplir con las normas”

Falta de conciencia

Al mismo tiempo, el infectólogo agregó que “estoy absolutamente convencido de que la falta de conciencia es el mayor problema, sumado a que no se respetan las medidas sanitarias. No creo que sea cuestión de aislarse, de volver a la cuarentena estricta, es una cuestión de saber que este virus es muy contagioso pero no camina, que tenemos que ir al encuentro de él y que básicamente lo tiene otra persona, por eso tenemos que estar lo suficientemente cerca y por 15 o más minutos sin las medidas de protección, para considerarnos un contacto estrecho. Si hace cuatro días teníamos 465 contactos estrechos y el sábado habían 650, definitivamente no estamos respetando el distanciamiento, por eso casi se duplicó ese número”.

Te puede interesar
Informan 58 nuevos fallecimientos y son 11.206 los muertos por coronavirus en la Argentina

Continuando, enfatizó que “no es sorpresa que el sábado hayamos tenido 27 casos, es un indicador que nos dice que nos está costando mucho respetar estas tres medidas básicas que nos van a ayudar mucho a hacer una vida normal, en el sentido de poder hacer nuestra actividad, pero manteniendo la distancia, usando el barbijo y lavándonos las manos”.

Retroceso de fase

Culminando y al ser consultado sobre si es necesario el retroceso de fase, Brugna sostuvo que “yo creo personalmente que no. Es una medida discutible y hay que valorar no solamente el número de infectados porque también uno puede poner entre los datos que debe tener presente, que el número de personas que han fallecido sigue siendo razonablemente bajo y el número de personas que van a terapia intensiva sigue siendo sumamente bajo”.

Por último, puntualizó que “creo que para tomar una decisión de esa naturaleza, se debe ver cuál es la posibilidad que tenemos como comunidad a esta altura del tiempo que llevamos habiendo cumplido la cuarentena, nos siguen exigiendo que mantengamos la distancia, que usemos el barbijo, que no nos juntemos con amigos, que no tomemos mates, pero hay un grado de agotamiento, enojo, cansancio, rechazo y rebeldía a cumplir con las normas, entonces me parece que sería mejor insistir con la cuestión de que tenemos que mantener la distancia, usar el barbijo y lavarnos las manos frecuentemente”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -