El horizonte muy lejano

El horizonte muy lejano
Las prácticas de los equipos del torneo Regional Federal comenzarían el lunes 7 del mes que viene.

En el inicio del mes que viene, el fútbol comodorense tendrá dos reuniones que definirán buena parte del futuro inmediato para lo que resta de este 2020. La pandemia aún no dejó que la pelota regrese tras aquellos primeros partidos de un marzo muy lejano.

El martes 8 de septiembre será momento para la reunión de la Categoría “A”, mientras que el miércoles 9 los representantes de la Categoría “B” también tomarán una posición. Se tratará de que esos encuentros sean presenciales, aunque dependerá mucho de la realidad sanitaria de la ciudad, en ese momento.

El horizonte muy lejano
En el fútbol local, es difícil que se inicien los entrenamientos.

Hoy, la pandemia sigue golpeando al mundo, al país y también a la ciudad, a tal punto que se analiza retroceder a una fase más estricta a partir de la multiplicidad de los casos en la última semana.

A quince días de las reuniones, existe una tendencia muy notoria en una mayoría de los clubes: la de no salir a la cancha hasta que la situación sanitaria cambie. Los motivos se fundamentan en la necesidad de no convertirse en fuente transmisora si aún no se confirma la llegada de la vacuna, pero también hay razones que se basan en la infraestructura que tienen los clubes en gran parte y también en el aspecto económico.
Los requisitos de bioseguridad que emanaron desde el Consejo Federal piden varios puntos que la estructura edilicia de varias entidades de la ciudad, no podrían corresponder, como por ejemplo capacidad de vestuarios para sostener un distanciamiento físico.

Te puede interesar
Se inició de la Liga de España

Otro tema bien claro y que va contra la corriente de un potencial retorno es el económico. Para volver a los entrenamientos, algo que AFA y el Consejo Federal determinaron para el 7 de septiembre, será necesario realizarse testeos, lo que conlleva un costo que buena parte de los clubes, no pueden y tampoco quieren, desembolsar.

Además, se menciona que si se organiza una competencia en lo que queda de este 2020, será sin la asistencia de público. Aunque las recaudaciones no son un basamento general de las entidades, junto a la venta de buffet, oficia como un respaldo para poder afrontar los gastos de árbitros y seguridad.

Entonces, con este panorama previo, será muy difícil que se pueda implementar un regreso cómodo.

También es probable que haya clubes que busquen los mecanismos para tratar de jugar, aunque sean los menos. Cada club tiene la potestad de elegir e incluso ya se difundió que aquellos que opten por no tener actividad oficial, no tendrán ninguna sanción.

Faltan dos semanas para las reuniones de cada categoría, aún así, el horizonte se percibe muy lejano y con mucho aroma a 2021.

Comentar
- Publicidad -