Una idea para jugar la Liga Nacional es armar burbujas

Una idea para jugar la Liga Nacional es armar burbujas

Después de la reunión virtual que mantuvieron los máximos directivos de la Confederación Argentina de básquetbol y la Asociación de Clubes con el secretario de Turismo y Deportes de la Nación Matías Lammens, hubo un avance para programar la Liga Nacional que podría jugar con dos burbujas.

Una de las propuestas es armar dos burbujas de diez equipos cada una, denominadas Sur y Norte y donde jugarían todos contra todos ida y vuelta, debiendo cada equipo disputar 18 encuentros en aproximadamente 45 a 50 días, clasificando los cuatro primeros de cada una a la siguiente burbuja para realizar un octogonal y determinar al primer campeón del apertura de la 2020-2021. Después se realizaría el mismo formato y se determinaría al campeón del Clausura, donde los dos ganadores irían por el título del año, inclusive está la posibilidad de jugar el Súper 20 y de que haya descenso, mientras que no se disputaría la Liga de Desarrollo.

Y otra alternativa es comenzar del mismo modo, con dos ciudades determinadas que albergarán las primeras dos burbujas durante noviembre y diciembre y el año que viene, si está la vacuna, comenzar con una fase regular y con viajes.

Pero para implementar el formato, se deberá trabajar mucho y exhaustivamente para conseguir una ciudad que quiera recibir las delegaciones y tener toda la infraestructura necesaria. Se armó un grupo de trabajo y en estos días ya se están diagramando todas las formalidades para comenzar a entrenar el mes que viene al aire libre y, cuanto antes, poder ingresar al gimnasio y hacer básquetbol.

Te puede interesar
Oberá Tenis Club comienza con los entrenamientos

Como siempre en esto tiempos aparece Corrientes como una posible sede -se la mencionó para la definición de la reciente Liga, pero el propio estado gubernamental lo negó-, y además una probabilidad es Buenos Aires, siendo factibles, más que nada porque en ambas ciudades se concentran la mayoría de los equipos.

La idea es arrancar este año con la nueva edición de la Liga Nacional -también las principales autoridades habían aseverado que se iba a definir la 2019-2020 y hasta se animaron a armar un formato de definición-, pero los gastos serán muchos en todo sentido y tendrán que gestarse respaldos económicos desde diferentes sectores para poder llevar a cabo las burbujas.

Además el Ministerio de Salud tiene que habilitar todos los procedimientos, a causa de que serán muchos los involucrados, y dependiendo, en su momento, de cómo se encuentra el tránsito en general en el país.

Durante la reunión del miércoles se constituyó un grupo de trabajo entre los tres organismos para delinear un cronograma y avanzar tanto en la aprobación de los protocolos para los entrenamientos como en el formato que tomará la Liga Nacional cuando se resuelva su reinicio.

Lammens sostuvo ante las autoridades del básquetbol nacional que “la intención del gobierno es avanzar en el reinicio de los entrenamientos siguiendo los protocolos correspondientes” para brindar un horizonte de previsibilidad a la actividad.

Te puede interesar
Esta semana podría haber novedades

Tanto Borro como Montenegro manifestaron la importancia que tienen las competencias del básquetbol nacional para la economía de miles de familias de todo el país. “Fue una reunión muy positiva. Agradezco la predisposición de Matías (Lammens) para poder acercar una solución para que el básquet vuelva lo antes posible, con un protocolo sanitario y una forma de disputa acorde a este momento que vivimos”, declaró Borro. El Presidente de la CABB también adelantó que “junto a la AdC, presentaremos un proyecto formal para la vuelta a las prácticas y la realización de la Liga Nacional”.

La próxima semana se llevará adelante una nueva reunión para avanzar en la agenda de trabajo conjunta.

Se desarmó el cuerpo técnico de Gimnasia

Gonzalo Pérez, que terminó siendo el primer asistente de Martín Villagrán y entrenador principal del equipo de la Liga de Desarrollo en la última Liga, fue confirmado ayer como parte del cuerpo técnico de Boca que encabeza Gonzalo García.

De esa manera Claudio Arrigoni, que confirmó por una temporada, sería el ayudante principal de Villagrán y se busca que siga Nicolás Raimondo como preparador físico. Por ahora el club aguardará algo más en concreto para definir todo el CT, y también los restantes tres fichajes que le restan, porque además está la posibilidad de que vuelva a jugar internacionalmente.

Comentar
- Publicidad -