Francia marca un nuevo récord de casos, pero desestima el confinamiento general

En Francia se registraron más de 4.700 contagios en las últimas 24 horas

De ayer a hoy se reportaron 4.771 nuevos enfermos de la Covid-19 y 12 fallecidos, informó la Dirección General de Salud. Mientras que el presidente francés a pesar de estas cifras, hizo hincapié en que “no se puede parar el país porque los daños colaterales de un confinamiento son considerables”.

La propagación del coronavirus sigue imparable en Francia, donde este jueves se detectaron 35 nuevos focos de la enfermedad y se registraron más de 4.700 contagios en las últimas 24 horas, cifra que marca un nuevo récord desde fines de abril, pero que no ha impulsado aún al Gobierno a ordenar un confinamiento general ni la postergación del inicio de clases.

En total, desde el inicio de la pandemia, Francia registra más de 256.500 infectados, mientras que el total acumulado de muertes asciende a 30.480.

Actualmente, del total de casos activos, el país tiene 4.748 personas hospitalizadas, 149 de ellas en la víspera, y 380 pacientes en cuidados intensivos, de los cuales 28 fueron internados en la última jornada.

Pese al abrupto incremento de casos, el presidente francés, Emmanuel Macron, hizo hincapié en que “no se puede parar el país porque los daños colaterales de un confinamiento son considerables”, en una entrevista publicada hoy por la revista Paris Match.

Te puede interesar
Primavera que invita al paseo a pesar del temor por los contagios

Sin embargo, ante esta virulenta segunda ola del coronavirus, el jefe de Estado no descartó la posibilidad de imponer “confinamientos selectivos” en zonas donde el virus cobre más potencia, con el objetivo de evitar “volver a ser abrumados” por el “tsunami sanitario”.

“Pero el riesgo cero no existe en la sociedad, hay que responder a esta ansiedad sin caer en la doctrina del riesgo cero”, advirtió Macron, citado por la agencia de noticias EFE.

No obstante el avance de la pandemia y las dudas de algunos docentes, tampoco se pone en duda el reinicio de las clases, previsto para el próximo martes 1 de septiembre.

“La educación no puede ser una variable de ajuste, garantizamos el inicio de las clases en todo el territorio, aunque reconocemos que puede haber excepciones locales donde la situación lo justifique”, indicó hoy el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, a la televisión pública France 2.

Hace un mes se estableció un protocolo de regreso a las escuelas, en el que se establecen las condiciones de distanciamiento social entre alumnos y de higiene en las aulas, pero debió ser reforzado en los últimos días con el incremento de contagios de Covid-19.

“Vamos a tener en cuenta las condiciones de cada territorio, pero la voluntad es que se abran las escuelas en todos los lugares”, enfatizó Blanquer, quien afirmó que el Ministerio proporcionará tapabocas a los docentes y alertó de los peligros que supone para ciertos alumnos no recuperar la educación.

Te puede interesar
Covid-19: Falleció un auxiliar de educación e integrante de la comisión de ATE
Comentar
- Publicidad -