Salvaje homicidio de jubilado en Trelew: el asesino era su conocido y no descartan que haya ido a robarle

Salvaje homicidio de jubilado en Trelew: el asesino era su conocido y no descartan que haya ido a robarle

Trelew (Agencia) A Benito Limonao (73) lo golpearon primero con un martillo y luego acabaron con su vida dándole 18 puñaladas en distintas partes del cuerpo, en un cruel asesinato que hubo en Trelew hace tres días, del que la policía cree –cuando todavía no hay nadie detenido—que fue cometido por alguien del cercano entorno de la víctima.

Pero ¿cuál puede ser el móvil del crimen? ¿Por qué la saña? ¿Fue un solo asesino? ¿Por qué al irse dejó la casa cerrada con llave? Son todos interrogantes que se hacen los investigadores del caso, que están bajo las órdenes del comisario Jorge Vistoso, el titular de la comisaria en cuya jurisdicción se registró el cruel y por ahora enigmático homicidio.

Mientras tanto, la mujer de Limonao se debate entre la vida y la muerte internada por una enfermedad terminal en el hospital público de la ciudad, sin saber nada de lo que le pasó a su marido.

El fallecido tenía unas piezas alquilando en la parte de atrás de su propiedad y, llamativamente, ninguno de sus inquilinos escuchó nada, ni observó algo extraño en las horas previas a que se descubriera el cadáver del abuelo, tirado a un costado de la mesa del comedor. Fue por esa situación que la policía les apuntó a estas personas como sospechosas, las arrestó y posteriormente fueron liberadas.

Te puede interesar
Por conflicto gremial no permitían que un camión descargue mercadería en una feria

El hecho, como lo publicó este diario en su edición del martes, ocurrió en un domicilio de la calle Ameghino Norte al 400 en el barrio Oeste de Trelew. Se presume que fue entre las ocho y las once de la mañana del lunes, al momento en que el anciano se encontraba solo y él o los asesinos posiblemente hayan llegado al lugar con la excusa de visitarlo.
Aunque, entre las más variadas especulaciones que andan dando vueltas por el caso había una, que apuntaba a que la víctima pudo haber sido sorprendida por alguien al que salió a atender que terminó metiéndosele a la casa y que lucha con él mediante, lo golpeó y acuchilló por resistirse a un asalto.

Un familiar vio el cuerpo del infortunado tirado a un costado de la mesa del comedor, desde una de las ventanas frontales de la vivienda y llamó enseguida a la policía. Él, lo había pasado a buscar cerca del mediodía para ir al hospital, a ver a su mujer y terminó siendo testigo de un hecho de sangre que aún no tiene a nadie tras las rejas.

La víctima, según lo reveló la autopsia y lo dejó trascender la policía, recibió un total de 18 puñaladas distribuidas entre el cuello, la zona torácica y uno de los brazos. Aunque primero el asesino le dio golpes en la cabeza.

Comentar
- Publicidad -