El Team Muñoz Fight Club sigue mejorando desde el barrio Pietrobelli

El Team Muñoz Fight Club sigue mejorando desde el barrio Pietrobelli

En el 2010 Mauro Muñoz, junto a su padre y hermano, decidieron poner en acción el Muñoz Fight Club, una escuela de kick boxing ubicada en la Vecinal del Barrio Pietrobelli donde los jóvenes entrenan para luego entrar al circuito de competencia tanto a nivel local como regional. Hoy la escuela forma parte también de la K-Box Latina y ya cuenta con sus primeros campeones regionales amateur, pero más allá del deporte, el Team cumple una importante labor de contención social.
Comenzaron entrenando a chicos del barrio Balcón del Paraíso en kung fu ya que el papá estuvo practicando por años con el maestro Omar Torres (8º Thuan). “Un día le digo a mi viejo, ¿por qué no le damos clases a los chicos del Balcón del Paraíso?, fue entre el 2009 y el 2010 más o menos cuando las cosas estaban bastante jodidas en el barrio, donde había muchos chicos metidos en las drogas y en varias cosas feas. La idea fue sacarlos de la calle para que no aprendan los malos hábitos.

El Team Muñoz Fight Club sigue mejorando desde el barrio PietrobelliLe propusimos entrenar, enseñarles la disciplina y que tengan otra distracción. Así empezamos con los chicos y nuestro primer alumno fue Eric Cheuque, que vino con nosotros cuando solo tenía 5 años y hoy es campeón argentino de K.Box Latina. De esa manera comenzamos con los entrenamientos”, recuerda Mauro Muñoz que hizo kick boxing con Cristian Enciso”.

“Ahora tenemos a varios de distintos barrios entrenando juntos”

La escuela también tiene contactos con Alberto Benetti de la The World of kick Boxing (WKB), buscando poder salir a pelear a otras ciudades. “Pero en Comodoro solo estamos con K-Box Latino (Asociación Argentina de Kick Boxing Profesional) que lo tiene como presidente en Argentina a Jorge Gionco.

Buscamos también otras oportunidades, conocer otra gente y que los chicos puedan pelear. Llegamos a tener 130 alumnos en el Pietrobelli en tres turnos. Ahora vienen chicos del San Cayetano, del Máximo Abásolo, Pietrobelli, barrio San Martín y de las 1008, estamos para darle clases y ayudarlos a todos”.

El Team Muñoz Fight Club sigue mejorando desde el barrio Pietrobelli“Hemos tenido ayuda del Ente Comodoro Deportes a través de Hernán Martínez con subsidios para comprar elementos, y en su momento también nos ayudó mucho Othar Macharashvili. Ellos nos dieron una mano, y obvio que estamos muy contentos con esos respaldos porque siempre estamos pensando en los chicos. El logro de ellos es también logro nuestro.

Muchos nenes vienen con diferentes problemas y nos cuentan muchas cosas feas y que realmente es difícil de creer, en un determinado momento tuve que ir al psicólogo porque había situaciones que me superaban, pero bueno, estamos satisfechos por el trabajo que venimos haciendo”, expresa Mauro Muñoz.

Alegrías para destacar

Mauro Muñoz se siente motivado por los logros de sus peleadores. “El primer campeón que tuvimos fue Axel Hernández de la Liga Argentina de Kick Boxing que tiene como referente a Marcos Antileo en Comodoro. Defendió el título tres veces y se consagró campeón patagónico en categoría pluma. Ahora está entrenando con el Team Mellado y anda muy bien.

Después tuvimos la oportunidad de hacer pelear a Eric Cheuque en un Súper 4, fue un choque de cuatro escuelas, donde estuvieron un peleador de la Escuela de Achaval, Team Mellado, Team Tadeo y nosotros. Eric se quedó con el primer puesto y también fue campeón argentino amateur de K-Box. Además, otro logro fue el de Cristian Ramos que fue campeón amateur de K-Box en 65 kilogramos. Ahora estamos preparando dos chicos que andan bien y cuando pase todo esto ojalá que podamos llevarlos a competir”, asegura Mauro Muñoz.

El Team Muñoz Fight Club sigue mejorando desde el barrio Pietrobelli
Mauro Muñoz junto al campeón mundial Cristian Bosch.

Y a modo de agradecimiento enumera “a todos los profes de Comodoro, a Darío Achaval, Marcos Antileo, Ariel Araneda, Alejandro Mellado, Mauro Barría, Rivas y a todos los profes en general. Porque siempre están, un llamado o un mensajito por si necesitamos algo. Y sobre todo Darío Achaval que nos da una mano y se preocupa, fue quien nos dejó entrar en la Liga de K-Box. Porque pensábamos que por la diferencia social o económica no podríamos entrar ahí, pero no es así, hoy estamos trabajando con ellos. Agradecido por eso”.

“Damos clases en la Vecinal del Barrio Pietrobelli”

Héctor Fabián Muñoz y Maximiliano Daniel Muñoz (h) forman parte del team que tiene como referente a Mauro Vladimir Muñoz (1º Dan de Kick Boxing). “En el 2009 me recibí luego de entrenar con mi viejo y ahí decidió armar una escuela para el Pietrobelli.

Fui a pelear a Chile y me fue bien, en total habré viajado unas 14 veces a pelear al interior del país, como Buenos Aires, Bariloche, Las Heras, Puerto Madryn y La Pampa. Llegué a realizar unas cuatro peleas como profesional, siendo una con Marcos Antileo en la que perdí por puntos, pero en ese momento dejo de competir a causa de que me caí de un andamio trabajando en la albañilería.

Me quebré y tuve una operación en el tobillo, el médico me dijo que me olvide de pelear porque si no me voy a volver a lesionar o quebrar. Desde ese momento es que me dedico a enseñar a los chicos”.

“Hoy, solamente estoy con mi hermano dando clases porque mi viejo tiene casi 60 años y por un tiempo se quedará en la casa por la pandemia”. La escuela funcional en la Unión Vecinal del Barrio Pietrobelli de calle Viamonte 1329. Todos los días de lunes a viernes de 18.30 a 20.30.

Hoy el MCF está integrado a la K-Box Latino mediante la gestión lograda con Darío Achaval que es el director Patagónico. Y funciona la actividad bajo operativo Covid-19. “Sí, estamos respetando todo el protocolo que se presentó al profesor Hernán Martínez del Ente Comodoro Deportes. Luego de aprobarse pudimos comenzar a funcionar solo con cierta cantidad de chicos por turno, teniendo la ayuda muy importante de Eugenia Pérez, estamos siempre desinfectando como corresponde y manteniendo el distanciamiento”, finalizó.

“Cuando peleamos, todos nos apoyamos”

El Team, además de competir, proyectar y tratar de levantar siempre el nivel, está realizando una elogiable función social, “es que están los chicos que viven en el Pietrobelli, los que viven en la parte baja del mismo barrio y también los del Balcón del Paraíso; siempre hubo una rivalidad brutal entre ellos y lamentablemente llegaron muy lejos porque hasta hubo fallecidos”, describe, “y eso no lo podíamos admitir y algo teníamos que hacer, era inaceptable que esos rencores se acumulen y lleguen a lastimarse.

Entonces en ese momento los convocamos a todos y por suerte a varios los tenemos en el gimnasio practicando para que se olviden de esas malas actitudes”, detalla.

Y también resalta los avances, “para todos los deportistas es muy normal que se den la mano y que se saluden, ¡pero conseguir que ellos lo hagan!, fue un logro enorme, es más, años atrás era algo totalmente impensado”, agregando, “creo que vamos bien, los estamos juntando y les hacemos ver que no hay necesidad de ser violentos. Y un ejemplo de que estamos por un buen camino es que cuando competimos, vamos todos juntos y ellos mismos se apoyan y se hacen hinchada”.

Comentar
- Publicidad -